LAB alerta del riesgo de que la Administración "relaje el control" sobre la salud laboral por la crisis

VITORIA, 24 (EUROPA PRESS)

El responsable de Salud Laboral de LAB, Ibon Zubiela, alertó hoy de que las administraciones públicas "pueden relajar el control y las sanciones" en materia de seguridad y salud en el trabajo debido a la crisis económica, lo que daría "manga ancha" a los empresarios a la hora de incrementar la precariedad del empleo.

Zubiela, que participó en una protesta de LAB celebrada en Vitoria en defensa de la salud laboral, advirtió de que los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) y despidos masivos que se están produciendo como consecuencia de la crisis económica repercuten en la salud de las personas afectadas por estas medidas, pero también en la de aquellos trabajadores que, pese a continuar en sus puestos, padecen una situación de "estrés".

Según explicó, los empleados no afectados directamente por los EREs "suelen aceptar" un empeoramiento de sus condiciones laborales para poder continuar en sus empresas, lo que se traduce en aumentos de la jornada laboral o bajadas de salarios, entre otras consecuencias.

El dirigente sindical afirmó que esta situación genera estrés en estas personas, que, como consecuencia de ello, experimentan un mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares u otras patologías diversas, como insomnio, depresión o incluso gastritis. "Se incrementa la asistencia a médicos de Atención Primaria y Especializada, sobre todo por cuestiones referidas a la salud mental", aseguró.

Aunque afirmó que las administraciones pueden desempeñar "un papel importante" para evitar estas situaciones, reconoció no tener "mucha confianza" en los poderes públicos, dado que a pesar del positivo ciclo económico de los últimos años, la siniestralidad y los problemas de salud laboral siguió teniendo una elevada incidencia en el colectivo de trabajadores durante ese periodo.

"No tenemos mucha confianza en la Administración pública, ya que seguramente puede relajar el control y las sanciones, y eso puede suponer una manga ancha para que los empresarios sigan precarizando el mercado de trabajo", advirtió.

Por ese motivo, consideró que "la única manera" de hacer frente al problema es "la lucha social y sindical". En este contexto situó las movilizaciones convocadas por LAB para hoy en Vitoria y Llodio, así como otra jornada de protestas prevista para el día 28. En esta línea, explicó que la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas para el 21 de mayo debe contribuir a lograr "un nuevo modelo en el que el empleo de calidad y digno sea una realidad".