LM "son las más bajas que hemos tenido nunca"

TOLEDO, 23 (EUROPA PRESS)

La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, aseguró hoy en Toledo que "las tasas de siniestralidad laboral que hemos presentado hoy a los agentes sociales en la Comisión Regional de Seguridad y Salud Laboral son las más bajas que hemos tenido nunca en Castilla-La Mancha".

La Comisión Regional de Seguridad y Salud Laboral, en la que están representados, además del Gobierno de Castilla-La Mancha, sindicatos, empresarios y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, analizó los datos correspondientes al tercer trimestre del año.

Así, sobre 586.088 trabajadores ocupados con sus riesgos profesionales cubiertos, lo que supone un descenso de algo más del 6 por ciento respecto al mismo trimestre de 2008, la tasa de accidentalidad en Castilla-La Mancha se redujo en un 30,48 por ciento.

En este sentido hay que destacar que disminuyen todas las tasas de accidentalidad: leve, en un 30,5 por ciento; grave, en un 27,4 por ciento; y mortal, que lo hace en un 44,4 por ciento. Las tasas de accidentalidad caen en todos los sectores de actividad productiva, especialmente en la industria y la construcción.

"Esto no significa que no haya que seguir trabajando, que haya que seguir luchando todos los días contra la siniestralidad laboral y que no se pueda bajar la guardia", remarcó Rodríguez.

En cuanto a los valores absolutos, el número de accidentes en jornada de trabajo descendió en un 34,76 por ciento, mientras que los accidentes in itinere lo hicieron en un 17 por ciento.

A este respecto, la titular de Trabajo y Empleo destacó que "éste es el quinto trimestre consecutivo en que disminuyen los accidentes de trabajo, lo que significa que continúa esa tendencia a la baja, continuada y sostenida en el número de accidentes de trabajo y lo hace, además, en todo tipo de accidentes".

María Luz Rodríguez subrayó que se ha pasado de 11 accidentes mortales en jornada de trabajo en el mismo trimestre de 2008 a tener 6 en el de este año, reduciéndose en un 45,5 por ciento. Del mismo modo, el número de accidentes in itinere ha bajado de 5 accidentes mortales a uno.

Esto significa que en el primer trimestre de 2009 se han producido nueve accidentes mortales menos que el año pasado, descendiendo un 56,25 por ciento.

Del total de accidentes mortales, tres se han debido al tráfico, uno a patologías no traumáticas, concretamente un infarto, y tan sólo tres están vinculados a condiciones materiales de seguridad y salud en el trabajo.

RESULTADOS POSITIVOS

La consejera manifestó que son unos resultados "razonablemente positivos", justo cuando se cumple un año de la firma del Acuerdo Estratégico para la Prevención de Riesgos Laborales suscrito por el presidente Barreda y los agentes sociales.

Un acuerdo cuyas medidas están ejecutándose en su mayoría y al que se debe en gran parte este descenso de la siniestralidad, pero que sobre todo son consecuencia "del trabajo conjunto con sindicatos, trabajadores, empresarios y el propio Gobierno en la lucha denodada contra la siniestralidad laboral, que no ha cesado en este momento de crisis económica".

Finalmente, la responsable de Trabajo y Empleo apuntó que son ya más de 2.000 empresas que en este momento están siendo sometidas a un control exhaustivo en materia de prevención de riesgos laborales, a través de los distintos programas que tiene en marcha la Consejería, y que ya se han visitado más de 4.000 obras de construcción.

"Estamos ayudando a las empresas a invertir en prevención de riesgos laborales, facilitándoles asesoramiento y el cumplimiento de las normas laborales, pero no hemos bajado ni un solo minuto la guardia en el control de estas normas", ahondó Rodríguez, quien indicó que la Inspección de Trabajo ha realizado más de 4.500 actuaciones, resultando 248 infracciones, 16 paralizaciones y 42 propuestas de recargo de prestaciones, suponiendo sanciones por valor de 1,5 millones de euros.

Por último, a preguntas de los medios de comunicación, María Luz Rodríguez recordó que, según las cifras del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Castilla-La Mancha fue la segunda comunidad autónoma que más logró rebajar su número de accidentes de trabajo mortales.