Madrazo dice que en la vivienda pública los accidentes son "menos de la mitad" que en el resto por aplicar las normas

Pide que se "apueste por prevención y seguridad laboral, porque los accidentes cuestan mucho dinero y evitarlos, mucho menos".

BILBAO, 23 (EUROPA PRESS)

El consejero de Vivienda y Asuntos Sociales en funciones, Javier Madrazo, aseguró hoy que en la vivienda promovida por el Gobierno vascos, la siniestralidad laboral es "mucho menos de la mitad" que la media del resto de las obras de construcción por una "aplicación estricta de la normativa vigente".

Madrazo indicó que en las obras promovidas por el Gobierno vasco en 2008 fueron 50 los accidentes, de los que 46 fueron leves y cuatro graves, pero ninguno mortal.

El consejero de Vivienda en funciones ofreció estos datos en el transcurso de una rueda de prensa en la ofreció un balance del convenio de colaboración con CC.OO. y UGT para mejorar las condiciones laborales y de seguridad en las obras de construcción del Departamento de Vivienda.

Madrazo, que estuvo acompañado por el secretario general de CC.OO. de Euskadi, Unai Sordo y el responsable de Metal, Construcción y afines de UGT, Antonio Ríos, afirmó que el objetivo del departamento de Vivienda es "hacer más vivienda protegida, garantizando, además, la salud y la seguridad de los trabajadores, erradicando la siniestralidad y la subcontratación en cada obra para garantizar el derecho a la vida".

Por ello, en marzo de 2005 se firmó con CC.OO. y UGT., los dos sindicatos mayoritarios en el sector, y después de que, según Madrazo, las otras dos centrales declinaran hacerlo, un convenio contra la siniestralidad laboral y en favor de mejoras laborales en la construcción.

En este sentido, Madrazo hizo un llamamiento para se apueste por la prevención, la seguridad y la salud laboral, puesto que según dijo, "los accidentes laborales cuestan mucho dinero a Euskadi y evitarlos, mucho menos". Aseguró también que "hacer un edificio es hacer vida, pero no se puede hacer a costa de la vida de los trabajadores".

El consejero confió en que "quienes dentro de unas semanas ostenten la responsabilidad de Vivienda concedan la misma importancia a la seguridad y la salud que se ha concedido hasta ahora y que se dediquen los mismos medios, si no más".

SATISFACCIÓN

Desde los sindicatos, Sordo, aseguró que CC.OO. está "muy satisfecho" por los resultados de un convenio firmado hace cuatro años y que responde a reivindicaciones sindicales como "evitar la subcontratación" y "controlar la aplicación efectiva de los convenios colectivos en las obras.

El responsable de UGT realizó también un balance positivo del convenio y que la "nueva administración les tendrá para el diálogo y para continuar con convenios como estos".

Durante el pasado año 2008, el convenio actuó sobre 39 promociones que suponen 4.203 viviendas protegidas, y realizó el seguimiento de la seguridad en 103 obras, lo que ha supuesto un seguimiento de más de 1.000 trabajadores como media.

La primera gran línea de actuación del acuerdo es la exigencia de que la contrata principal asuma la mayoría del volumen de la obra, lo que ha hecho que se haya potenciado "al máximo" la eliminación de la subcontratación en cadena.

Este aspecto queda, según Madrazo, "expresamente prohibido" en todas las promociones que han comenzado tras la entrada en vigor del convenio de colaboración, lo que implica que se ha hecho un seguimiento "exhaustivo" de la aplicación de la reciente Ley de Subcontratación para las nuevas promociones.

La segunda gran línea de trabajo ha sido el control y exigencia de que el convenio a aplicar al trabajador independientemente de su nacionalidad, sea el del sector correspondiente a su actividad y en el Territorio Histórico en el que se desarrolla la obra.

La tercera línea principal de trabajo es el control y exigencia de que todos los trabajadores extranjeros y transnacionales estén en situación de legalidad.

En la exigencia de tener toda la documentación correcta a las empresas con trabajadores transnacionales, se han detectado 8 situaciones con irregularidades y en aquellas donde se ha podido actuar se han resuelto en su totalidad.

Madrazo aseguró que una de las consecuencias "más directas y palpables de la puesta en marcha del convenio de colaboración ha sido una disminución constatable de la siniestralidad laboral. Según recordó, esta siniestralidad en las obras del Gobierno vasco es actualmente "mucho menos de la mitad" (reducida al 39,4%) que la media del Sector de la Construcción en la Comunidad Autónoma Vasca.

CONTROL A PIE DE OBRA

El convenio de colaboración firmado hace cuatro años ha introducido como medios humanos un total de cuatro personas que realizan un seguimiento cercano con su presencia continua a pie de obra y velan por el cumplimiento de todas las obligaciones legales y contractuales en materia laboral y de Seguridad y Salud en todas las promociones.

Estas personas son Responsables Territoriales de Seguridad y Salud (uno por cada Territorio y un coordinador de los 3 anteriores), que han realizado, en 2008, un total de 1.243 visitas a obra y han asistido a casi 296 reuniones.