Méndez dice que la Seguridad Social está "fuerte" pero podría peligrar con las medidas de "precariedad absoluta" de CEOE

UGT urge a convocar una Conferencia de Presidentes para que Gobierno y CCAA "remen en la misma dirección" y unan recursos económicos

VALENCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró hoy que el sistema de Seguridad Social español "no tiene ningún riesgo, sino que por el contrario, está fuerte, está sólido y tiene una gran estabilidad y fortaleza financiera", aunque alertó de que algunas medidas como las planteadas por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) orientadas a "precarizar totalmente el mercado laboral o rebajar las cotizaciones sociales", a su juicio, "sí que pondrían en grave peligro" la Seguridad Social.

Méndez se pronunció así hoy en Valencia durante la sesión inaugural del VI Congreso Nacional de UGT-PV, al ser preguntado por las declaraciones del presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, quien advirtió hoy de que si no se acometen las reformas laborales propuestas ayer a los grupos parlamentarios, y que incluyen un contrato para parados y empleados temporales con una vigencia de hasta dos años y una indemnización de 8 días, la economía española podría "tocar fondo" y no salir de la crisis.

Al respecto, destacó que se trata de "una propuesta absolutamente equivocada", que haría "aún más grave y más dramática la crisis económica". "Es simplemente el 'despido libre a la americana', no aporta ninguna solución a la crisis económica en el corto plazo, y lo que quiere hacer es condenar a los jóvenes de nuestro país, que son nuestro presente y nuestro futuro, a vivir en la precariedad absoluta y total", sentenció.

Así, expresó su deseo de que "la CEOE se bajara del nido del águila del programa máximo y de la precariedad absoluta para los trabajadores jóvenes, y bajara al valle del entendimiento" a fin de "incorporar medidas" que se pudieran "discutir razonablemente para sacar hacia delante la crisis económica".

"Medidas como precarizar totalmente el mercado laboral o rebajar las cotizaciones sociales en nuestro país abocarían a una crisis mucho más profunda, y esas sí que pondrían en grave peligro nuestro sistema de Seguridad Social, que hoy y en las condiciones actuales, en el presente y en el futuro, afortunadamente no tiene ningún riesgo, sino que por el contrario, está fuerte, está sólido y tiene una gran estabilidad y fortaleza financiera", insistió Méndez.

En este punto, preguntado por las medidas que deberían adoptarse, señaló que "el problema de la economía y de la destrucción de puestos de trabajo no tiene relación con las normas laborales", sino "con una estructura económica que está excesivamente dependiendo de la construcción de vivienda, sobre todo y fundamentalmente dirigida a intereses especulativos, no a atender una demanda social", a lo que agregó que en la Comunitat Valenciana es "donde más y peor se sabe de eso" porque ha llevado ese modelo "hasta las últimas consecuencias".

CAMBIAR 'LADRILLO' POR TALENTO

El líder sindical defendió que "hay que sustituir la obsesión por el 'ladrillo' por el compromiso a favor del talento" y, de ese modo, "apostar por la educación, la innovación, el reforzamiento de las políticas industriales, el reforzamiento de las políticas medioambientales, y por la definición de un modelo energético".

Méndez hizo hincapié en la necesidad de "remar todos en la misma dirección para resolver los graves problemas que la estructura económica de nuestro país, que no el mercado laboral ni las normas laborales, tiene en este momento", por lo que, a su juicio, "se debería convocar una Conferencia de Presidentes de comunidades autónomas con el Gobierno de la Nación".

En este sentido, subrayó que España "es uno de los países con mayor nivel de descentralización política del mundo", dado que las CCAA gestionan dos de cada tres euros del presupuesto de la Seguridad Social, y recalcó que "las comunidades autónomas tienen muchas competencias, muchos recursos económicos y los tienen que aplicar a combatir la crisis económica".

Apuntó que esa Conferencia de Presidentes debería perseguir el triple objetivo de "proteger a los trabajadores en paro, que ningún trabajador en paro quede sin cobertura; erigir un muro contra la destrucción de empleo y definir unas políticas de medio plazo para cambiar nuestro modelo de crecimiento económico".

DEFENDER EL "MODELO SOCIAL"

"Nada de recetas de recortar salarios, de reformas laborales, de contratos para la precariedad total ni de modelo americano", reiteró Méndez, quien destacó que deben defender el "modelo social" español y "atajar los graves problemas económicos que padecen los trabajadores", en vez de permitir que "los responsables de esta situación, que son las entidades financieras y los grandes empresarios, saquen provecho y ventaja" en este momento, algo que "sería absolutamente inmoral", dijo.

Méndez remarcó, en la misma línea, que "se debe plantear un marco de colaboración y coordinación, en el que el Gobierno y las comunidades autónomas aporten todo lo que tienen. Y las comunidades autónomas tienen mucho que aportar", concluyó.