Un experto opina que las medias compresoras deben ser exigidas en el uniforme laboral igual que las gafas o el casco

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Las medias de compresión elástica han de estar incluidas dentro del uniforme laboral "con el mismo rigor con el que se exige el casco o las gafas de protección" en las obras para evitar problemas circulatorios en las extremidades inferiores, sobre todo en profesiones como las de panadero, trabajadores de la fundición, peluquería, cirugía, enfermería y trabajos asociados a la hostelería, según afirmó el jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona, el doctor Vicente Martín-Paredero. La mayor parte de las personas que sufren molestias en las piernas durante el desempeño de su jornada laboral padecen insuficiencia venosa. Si esta patología no se aborda con medidas preventivas, la insuficiencia venosa puede desembocar en la aparición de varices, lesiones cutáneas y, "en el peor de los casos", trombosis venosas y la posibilidad potencial de embolias, explicó este experto. "Las medias elásticas de compresión suaves son una media eficaz y económica que reduce el riesgo laboral en un porcentaje alto", apuntó. "Apenas un 35 por ciento de la población que presenta este problema recurre al uso de las medias elásticas de compresión", señaló el doctor. "El desgaste de la calidad de vida del trabajador --con la consiguiente merma en la calidad de su rendimiento-- y el coste medido en horas laborales perdidas obligan a considerar, de manera firme, la presencia obligatoria de esta prenda en el uniforme laboral", subrayó. Asimismo, mantener un "peso saludable", practicar ejercicio físico, "no estar de pie o sentado durante períodos prolongados de tiempo" y evitar "el uso de prendas restrictivas, como las fajas muy ajustadas o los cinturones", son medidas que también están consideradas como de prevención primaria, en opinión del doctor Martín-Paredero.