Un trabajador muere cada tres días en la región y dos sufren accidentes graves cada jornada

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Un trabajador falleció en la Comunidad de Madrid cada tres días en 2008 en su puesto de trabajo, mientras que cada día dos sufren accidentes graves, según un informe sobre la siniestralidad laboral presentado hoy por UGT de Madrid con motivo del Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo. Cada día, se producen 381 accidentes laborales leves, añade el demoledor estudio.

La secretaria de Salud Laboral y Medioambiente del sindicato en la región, Marisa Rufino, explicó que la Comunidad de Madrid fue la autonomía española donde se produjeron más accidentes de trabajo durante la jornada laboral en 2008, por detrás de Cataluña, donde se produjeron más de 141.000 accidentes, y Andalucía, en donde tuvieron lugar cerca de 140.000 accidentes.

Por sectores de actividad, la agricultura fue el único sector que creció entre 2003 y 2008, mientras que el resto sufrieron leves descensos. Así, los accidentes laborales en el sector agrícola crecieron un 43,35 por ciento, pasando de los 828 accidentados en 2003 a los 1.187 en 2008.

En este sentido, desde UGT recalcaron que este aumento se debe a la "mayor precarización" del sector y al aumento de los trabajadores inmigrantes en el sector.

Por contra, el sector de la construcción fue el que sufrió un mayor descenso de accidentes en este lustro, pasando de los 32.335 en 2003 a los 24.696 en 2008 (-23,62 por ciento). El sindicato justificó esta disminución por la crisis que atraviesa el sector y, en este sentido, destacó que el mayor decrecimiento tuvo lugar entre 2007 y 2008, cuando se redujo en más de 7.000 accidentes.

En referencia a la 'forma' de los accidentes, los infartos, derrames cerebrales y otras patologías no traumáticas ocupan el primer lugar, seguidos por los accidentes de tráfico. En tercera posición se encuentran los golpes contra objetos inmóviles y, en último lugar, accidentes como quedar atrapado, ser aplastado o sufrir algún tipo de amputaciones.

En cuanto al perfil de los trabajadores, el informe señala que en siniestralidad laboral destacan los menores de 35 años, españoles, prioritariamente varones y, en más de la mitad de los casos, con un contrato temporal. Además, subraya que los accidentes son más comunes entre trabajadores que "con menos de un año de antigüedad en su puesto de trabajo".

Por empresas, cabe destacar que se producen más accidentes en las de menos de 50 trabajadores y, aunque no son predominantes, han aumentado mucho entre las empresas que contratan empresas de trabajo temporal (ETT) para cubrir su plantilla.

Otro de los aspectos que se refleja en el estudio es el descenso de la declaración de enfermedades profesionales durante los últimos tres años. A este respecto, Rufino recalcó que esto "se debe sobre todo a la situación económica, y no tanto a las medidas preventivas".

Por otro lado, el sindicato explicó que la declaración de este tipo de enfermedades derivadas de la actividad laboral "no es uniforme por comunidades autónomas". Así, subrayó que mientras que en Navarra se declara una enfermedad profesional por cada 231 trabajadores, en Madrid esta se hace por cada 3.191. En este sentido, culparon a "la mala praxis realizada por las mutuas de trabajo" de las diferencias entre unas regiones y otras.

PROPUESTAS

Una de las principales reivindicaciones de UGT Madrid para luchar contra la siniestralidad laboral es la de "aumentar el número de inspectores de trabajo". Según explicó Rufino, los 108 inspectores de trabajo que hay actualmente en la región son "insuficientes" para la labor que desempeñan.

Por otro lado, la portavoz del sindicato dijo que, de cara a cumplir la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), "es necesario fortalecer el papel de los interlocutores sociales y la implicación de los empresarios y los trabajadores en la mejora de la seguridad y la salud en el trabajo". "Queremos llevar a los agentes de prevención a la pequeña y muy pequeña empresa para divulgar e informar de los riesgos profesionales existentes en cada sector laboral", explicó.

Además, recordó que la UGT defiende "desde hace varios años la necesidad de una Ley integral de Siniestralidad Laboral que facilite la aplicación de la LPRL".

El sindicato también hizo hincapié en la "necesidad" de mejorar el sistema de Gestión de las Mutuas mediante una reforma con la que se logre "transparencia y eficacia".

Por último, Rufino apuntó que "prácticamente el 100 por cien de los accidentes laborales que se produjeron el año pasado en Madrid se podrían haber evitado simplemente aplicando medidas leves".