CC.OO. y UGT convocan huelga por el convenio del metal en Pontevedra para los días 20 y 21, como la CIG

Ambos sindicatos mantienen las reivindicaciones en cuanto a la negociación colectiva

VIGO, 15 (EUROPA PRESS)

CC.OO. y UGT han acordado hoy, en sus respectivas asambleas, convocar una huelga en el sector del metal de la provincia de Pontevedra para los días 20 y 21 de mayo, con motivo de la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo. Esta convocatoria coincide con la ya presentada por la CIG, aunque en el caso de este sindicato la movilización también se motiva en los incumplimientos en materia de contratación de extranjeros en el naval.

En declaraciones a Europa Press, el responsable de metal en CC.OO., Ramón Sarmiento, precisó que el "único objetivo" de la convocatoria de paro por parte de su sindicato es la "negociación del convenio", aspecto del que consideró que tiene "la suficiente entidad por sí mismo".

En cuanto a las denuncias de la CIG sobre la contratación de extranjeros con condiciones inferiores a las de los trabajadores locales --y que supone uno de los motivos, junto al convenio, por el que la central nacionalista presentó su convocatoria--, Sarmiento aseguró que se trata de "denuncias genéricas en las que CC.OO. no estará" puesto que su sindicato "siempre ha actuado dando nombres y apellidos" y, por ello, denunciando ante Inspección de Trabajo o incluso Fiscalía.

Además, sobre las movilizaciones de la pasada semana por este asunto, el sindicalista manifestó que desde Comisiones Obreras no se vio la conveniencia de hacer "converger" el conflicto de la negociación colectiva con el de la contratación.

Por su parte, el portavoz del metal en UGT, Diego Atanes, destacó que la asamblea del sindicato también decidió convocar el paro a raíz de la ruptura de la negociación colectiva, si bien consideró que "ya existen foros adecuados", tanto a nivel autonómico como estatal, para tratar el tema de la contratación en el naval.

RUPTURA DE LA UNIDAD

Diego Atanes aseguró que, tras las movilizaciones de la semana pasada sobre la contratación en el naval y las "discrepancias surgidas" entre los otros dos sindicatos --CC.OO. acusó de "deslealtad a la CIG por haberlas convocado de forma unilateral--, se constata la ruptura de la unidad sindical, aunque aseguró que propondrá las "medidas de presión" acordadas hoy al resto de sindicatos para que, de poder realizarlas de manera conjunta, "sean más efectivas" y puedan llevar a una resolución del conflicto.

A este respecto, Sarmiento abogó por dar "un margen de confianza" a la CIG para que "recupere la lealtad" y "respete los acuerdos" que las centrales sindicales adopten. "Si vamos esa senda, no habrá problemas para que la unidad de acción se recupere", señaló.

En cuanto a la postura en las negociaciones del convenio con la patronal, que actualmente están rotas, CC.OO. y UGT aseguraron que pese a la ruptura de la unión sindical, las reivindicaciones de la parte social se mantienen puesto que fueron consensuadas por los tres sindicatos desde el inicio de la negociación.

XUNTA

Atanes criticó la actitud de la Xunta porque, a su juicio, "nunca debió salir de la negociación" y, ahora que las conversaciones entre la parte empresarial y la social están rotas, instó a la Administración a que "vuelva a la mediación e intentar acercar a las partes". "De no ser así nos cuestionaremos el modelo de la nueva Xunta", agregó.

Por otra parte, el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, manifestó hoy, en declaraciones a los medios, su "plena confianza" en que los sindicatos y la patronal lleguen a un acuerdo para resolver el conflicto, al tiempo que recordó que corresponde a la autoridad laboral "tratar de canalizar soluciones".