CC.OO. y UGT se quejan de que Economía ofrece referencias de IPC de menos del 2% para negociar salarios

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, remitieron hoy una carta a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, para expresar su "profundo malestar" por el hecho de que diversos responsables del Ministerio de Economía estén dando referencias de IPC inferiores al objetivo del 2% para negociar los salarios de convenio cuando algunos sectores empresariales les llaman para consultar.

Según denuncian en el escrito ambos responsables sindicales, las consideraciones que se están haciendo desde Economía sobre que la inflación de este año será muy baja e inferior al 2% está generando una "importante confusión" en las referencias para determinar los incrementos salariales de los convenios colectivos, ya que están siendo utilizadas en las mesas de negociación por parte de los empresarios "para perjudicar los intereses de los trabajadores".

Para CC.OO. y UGT, la intervención del Ministerio en este asunto supone una "intromisión inadmisible" en la negociación colectiva, cuya responsabilidad, recuerdan, compete constitucionalmente a sindicatos y empresarios. "La responsabilidad de los poderes públicos es la de hacer efectivo el mencionado derecho, removiendo los obstáculos que lo impidan o dificulten", subrayan.

Asimismo, Górriz y Ferrer señalaron que, al contestar de ese modo a las dudas empresariales sobre la referencia de inflación, "se está haciendo abstracción" de las obligaciones en materia de política monetaria que tiene el Estado como miembro de la UEM y de las obligaciones nacionales sobre el objetivo de estabilidad de precios marcado por el Banco Central Europeo (BCE).

Los sindicatos explican en su misiva que desde la Dirección General de Presupuestos, a preguntas de la federación provincial de empresarios y autónomos de Granada, se ha dado pie a manejar tasas de inflación pasada a la hora de pactar incrementos salariales, lo que para CC.OO. y UGT supondría volver a modelos de determinación salarial "ya superados".

PIDEN QUE CESEN ESTOS COMPORTAMIENTOS.

Otro de los casos que denuncian los sindicatos en su carta se refiere a la consulta que una asociación empresarial asturiana realizó a la Secretaría de Estado de Economía. Según CC.OO. y UGT, a pesar de la necesidad de proporcionar credibilidad a la política monetaria de la UEM, la respuesta de este departamento fue que la inflación será "muy reducida" este año y que el objetivo del 2% se incumplirá.

Górriz y Ferrer recuerdan que el objetivo del 2% está reflejado en documentos oficiales y advierten de que en la actual situación económica, si se recortara el poder de compra de los salarios, se desincentivaría el consumo, con lo cual la demanda interna no podría reactivarse ni la economía despegar.

Los sindicatos recuerdan que el modelo de determinación salarial que hasta ahora habían pactado con los empresarios (objetivo de inflación del 2% más reparto negociado de la productividad y cláusula de revisión salarial) ha consolidado una política salarial "verdaderamente moderada".

"Por todo lo mencionado, esperamos de este Ministerio que no vuelvan a producirse en lo sucesivo situaciones como las señaladas, que suponen una injerencia en la autonomía de los interlocutores sociales en el desarrollo de los procesos de negociación colectiva, y en la libertad sindical, además de tener serias implicaciones sobre la actividad económica del país", concluyen.