CCOO duda de la sinceridad de los compromisos de De Cospedal en la carta que dirigió a los trabajadores de la caja

El sindicato muestra su "más absoluta discrepancia" en que se utilice una entidad financiera como elemento de confrontación política

TOLEDO, 22 (EUROPA PRESS)

La Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO en Castilla-La Mancha, junto a la Sección Sindical de CCOO en Caja Castilla La Mancha (CCM), mostró hoy sus dudas sobre la sinceridad de los compromisos expresados por la carta remitida recientemente por la presidenta regional del PP y secretaria general del partido, Maria Dolores de Cospedal, a los trabajadores de CCM.

En un comunicado, el sindicato aseguró que echa de menos la forma y las medidas para llevar a cabo los compromisos mencionados en la carta de la presidenta del PP en Castilla-La Mancha y añadió que la situación por la que han tenido que transitar, durante más de quince meses, y la que en estos momentos les toca vivir a empleados y empleadas de CCM, "requieren de propuestas concretas y compromisos tangibles, no meros enunciados", afirmó.

En este sentido, manifestó que los cinco puntos que recogen los referidos compromisos, entran en "lamentable contradicción" con lo que el Partido Popular ha venido haciendo, "provocando lo contrario de lo que se dice perseguir".

De este modo, el sindicato señaló que "no es creíble" comprometerse a reflotar y mantener CCM como una realidad de presente y futuro en Castilla-La Mancha, "cuando se ha sido un agente activo en el desgaste reputacional de la entidad y se ha permitido, cuando no alentado, la retirada sistemática de depósitos", afirmó.

Asimismo, manifestó que la permanencia de la sede social de CCM en Castilla-La Mancha, así como el mantenimiento de la Obra Social y Cultural, en el marco general de crisis del sector financiero, no es lo "urgente", y añadió que lo que urge son propuestas para reestructurar el sector de cajas, sin menoscabo de su naturaleza jurídica, "algo que ni el Gobierno de Zapatero ni el PP, son capaces de articular", añadió.

DISCREPANCIA

El sindicato expresó de igual modo su "más absoluta discrepancia" en que se utilice una entidad financiera como elemento de confrontación política, debido a que supone una "grave irresponsabilidad", al mantener "en candelero" los problemas financieros de este tipo de instituciones. "Pretender que una Comisión de Investigación parlamentaria es más efectiva para solucionar el problema, lejos de conseguirlo, lo agrava, como es el caso", agregó.

CCOO aseguró que el hecho anterior supone también "un menosprecio" a la inmensa mayoría de profesionales de CCM, y que, a su vez, "cuestiona" la labor supervisora del Banco de España y muestra "desconfianza" de su capacidad para delimitar e identificar las irresponsabilidades y quienes las han cometido.

"Nos preguntamos cuáles fueron los verdaderos motivos, por los que obligan a los consejeros generales, militantes del partido, a dimitir de los órganos de gobierno de CCM. No se entiende que, pudiendo utilizar ese instrumento, el cual hubiese supuesto ejercer de forma más efectiva esa exigencia de responsabilidades, les lleva a suspender, incluso, de militancia a aquellos que no secundaron sus instrucciones", argumentó.

Sobre esta decisión, el sindicato añadió que tal decisión incide, "de forma muy negativa", en el modelo de cajas, y provoca que esté en cuestión su marco jurídico, principalmente por aquellos grupos que tanto interés tienen en privatizar las Cajas.

"Todo lo anterior debería provocar una profunda reflexión en el Partido Popular y en su presidenta en Castilla-La Mancha, pues su actuación es tanto como tirar piedras contra su tejado, de ahí que, desde el respeto, expresemos nuestras dudas en cuanto a la sinceridad de los compromisos que expresa su carta a los trabajadores y trabajadoras de CCM", apostilló.

Finalmente, CCOO volvió a afirmar que la situación de la caja está provocada, principalmente, por un "exceso de ambición" del ya ex presidente, Juan Pedro Hernández Moltó, y el "menosprecio" del valor del trabajo y del riesgo por parte de sus gestores. "Estamos esperando que la nueva dirección cumpla con la exigencia de los empleados y empleadas, junto a sus representantes legales, de que sean cesados, expedientados y sancionados si así lo determina la instrucción", concluyó.