Concentración sindical mañana a las puertas de Gaesco por el "estancamiento" de la negociación colectiva

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

El sindicato de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT en Sevilla y la Federación provincial de Construcción, Madera y Afines (FECOMA) de CC.OO. han criticado hoy el "estancamiento" de la negociación colectiva del sector de la construcción al no aceptar la patronal un incremento salarial del 3,5 por ciento según el IV Convenio Colectivo General del sector, toda vez que los empresarios llaman a una negociación "responsable" a tenor de la actual situación de crisis.

Ambas organizaciones han denunciado a través de un comunicado la actitud de la patronal de construcción andaluza de sentarse a negociar argumentando la falta de previsión de IPC para este año y por negarse aplicar la subida salarial firmada para 2009 (3,5 por ciento) para los trabajadores, tal y como recoge el IV Convenio Colectivo General del sector, y que han aplicado 33 provincias del país.

Según cálculos de MCA-UGT Sevilla, en tan solo cuatro meses (enero-abril) los empresarios de la construcción se han ahorrado un total de 20.442.455,66 de euros en concepto de atrasos y cotización a la Seguridad Social. Una cantidad que, según ha manifestado el responsable de MCA-UGT Sevilla, Manuel Ponce, "se están ahorrando por la cara" y les acusa de "estar metiendo la mano en los bolsillos" a los 70.000 trabajadores que se emplean en la actualidad.

A ello se une la particularidad del sector, caracterizado por una alta temporalidad que impide que los trabajadores despedidos no reclamen esta cantidad o que la empresa para la que trabajan haya desaparecido. Para Manuel Ponce la postura de la patronal es "deleznable" por pretender que los trabajadores sufraguen sus pérdidas, tras años los cuantiosos beneficios económicos y la "incongruencia de negarse a aplicar lo que ya firmaron ", para demostrar la negociación en el tiempo y no se reclamen esas cantidades.

Las organizaciones sindicales descartan que la aplicación de la subida salarial repercuta en la creación de empleo en uno de los sectores más castigados por la crisis que ha perdido en un año 35.000 empleos. Por este motivo, ambos sindicatos protagonizarán mañana a las 12,00 horas una concentración a las puertas de la sede de la Asociación Sevillana de Promotores y Constructores (Gaesco).

La patronal, de su lado, advirtió en un comunicado de que las reclamaciones de los sindicatos aluden a un incremento salarial del 4,6 por ciento "en términos absolutos", por lo que apeló a la "responsabilidad de estas agrupaciones para llegar a un acuerdo realista, en sintonía con la realidad económica de las empresas". La demanda de los sindicatos de una subida del 3,5 por ciento es, para el Gerente de Gaesco, Manuel Sillero, "más que sorprendente, ya que no hará sino incrementar las dificultades económicas de las empresas, lo que se traducirá, inevitablemente, en la pérdida de puestos de trabajo y en el cierre de compañías"

"Y más si se tiene en cuenta que en términos absolutos significaría un incremento del 4,6 por ciento, ya que al porcentaje reclamado del 3,5 por ciento hay que sumar el 0,5 del IPC negativo y el 0,6 por ciento de exceso que se concedió en la revisión del IPC del año anterior, lo que, según Sillero, "es absolutamente insostenible para las empresas en la coyuntura económica actual".