Crece el enfrentamiento entre Chrysler y sus trabajadores en Canadá

  • Toronto (Canadá), 17 abr (EFE).- El enfrentamiento entre Chrysler y sus trabajadores canadienses se intensificó hoy con misivas de la dirección de la empresa y del sindicato CAW en las que cada uno acusa al contrario de condenar al fabricante a la desaparición.

Crece el enfrentamiento entre Chrysler y sus trabajadores en Canadá

Crece el enfrentamiento entre Chrysler y sus trabajadores en Canadá

Toronto (Canadá), 17 abr (EFE).- El enfrentamiento entre Chrysler y sus trabajadores canadienses se intensificó hoy con misivas de la dirección de la empresa y del sindicato CAW en las que cada uno acusa al contrario de condenar al fabricante a la desaparición.

Los principales directivos de Chrysler enviaron hoy una carta a sus trabajadores en la que les urgen a aceptar más concesiones salariales para salvar la empresa.

"Sin concesiones laborales, las operaciones de Chrysler Canadá no sobrevivirán en el largo plazo", afirmaron en la carta los presidentes de la empresa, Bob Nardelli y Tom LaSorda.

Nardelli y LaSorda añadieron que el sindicato Canadian Auto Workers (CAW) está ignorando las demandas del Gobierno canadiense de que acepte rebajar los salarios más de un 25 por ciento.

Pero el presidente del CAW, Ken Lewenza, dijo en un comunicado que la carta de Nardelli y LaSorda forma parte de una "serie de ataques sin precedentes y escandalosos" contra los trabajadores canadienses y el sindicato.

Lewenza acusó al Gobierno canadiense y a la dirección de Chrysler de "trabajar en tándem" para socavar la posición de los afiliados al CAW.

El líder sindical también dijo que las operaciones de Chrysler en Canadá son más baratas y más productivas que las que la empresa tiene en Estados Unidos.

Además, afirmó que el CAW ha aceptado en los pasados meses numerosas concesiones salariales que han ahorrado a la empresa centenares de millones de dólares al año.

Negó la afirmación de Chrysler de que los trabajadores le cuestan 76 dólares canadienses a la hora a la empresa (62,32 dólares estadounidenses) y explicó que en esa cifra el fabricante está incluyendo desde el coste de los actuales jubilados hasta el coste de despidos.

"En esencia, se nos está cobrando hasta nuestro propio desempleo", añadió Lewenza.

El Gobierno de Canadá ha concedido 750 millones de dólares (615 millones de dólares estadounidenses) en préstamos a Chrysler.

Pero las autoridades canadienses han dicho que dejarán de apoyar a la empresa desde el próximo 1 de mayo si no consigue reducir sus costes laborales.

El próximo lunes, Chrysler y el CAW tienen previsto reanudar las negociaciones para intentar acercar sus posiciones.