CSIF considera que el profesorado no puede quedar al margen del proceso de diálogo para alcanzar un pacto por la educación

OVIEDO, 18 (EUROPA PRESS)

El sindicato CSIF-Asturias considera que el profesorado no puede quedar al margen del proceso de diálogo para alcanzar un acuerdo por la educación. Así lo expuso el sindicato a raíz de la oferta del Ministro de Educación, Angel Gabilondo, de alcanzar un pacto político y social por la educación a través de la orquestación de tres mesas de diálogo: la primera, con los grupos parlamentarios a través de la Comisión de Educación; la segunda, con las Comunidades Autónomas a través de la Conferencia Sectorial de Educación; y, la tercera, con los agentes sociales y organizaciones que trabajen por la mejora de la educación española. Desde CSIF aplauden la idea de alcanzar un un pacto porque es una vieja reivindicación. En su opinión, este acuerdo sería la "mejor manera de salir del estancamiento educativo en el que se encuentra sumido el sistema y la mejor forma de superar ese problema que amenaza con enquistarse en nuestra educación que consiste en considerar al pasado el único causante de nuestros males".

CSIF lleva tiempo diciendo que la educación es el único servicio público fundamental que no ha tenido ningún tipo de acto en la democracia. Por ello, el sindicato ofreció su colaboración "sincera" para alcanzar este logro.

Sin embargo, el sindicato ha mostrado preocupación porque ante el anuncio de alcanzar el pacto, "el ministro no parece que cuente con el profesorado, ni como objeto de mejora de sus condiciones laborales, ni como protagonista principal que debe llevar a cabo las medidas que supuestamente se alcancen en las mesas anunciadas".

Sin embargo, el sindicato sostiene que el profesor "es la piedra angular del sistema educativo y sin su motivación, sin su colaboración, sin su predisposición favorable, será imposible mejorar la situación del sistema educativo".

Por ese motivo, CSIG entiende "escasamente comprensible" que se haya producido ese "lapsus" en la citada intervención ministerial y no se haya hecho alusión a aspectos como la intervención de la mesa sectorial de educación, que aún no ha sido creada después de las últimas elecciones generales, y la mejora de las condiciones laborales del profesorado en aspectos como la violencia, la promoción o la carrera profesional.

Por tanto, en su opinión parece "oportuno y necesario", que desde el Ministerio se aclare este asunto que empieza a preocupar al profesorado ya que puede convertirse en convidado de piedra de un proceso que no saldrá bien sin su colaboración.