Dos sindicalistas de la CGT se encadenan en la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Jerez

JEREZ DE LA FRONTERA (CÁDIZ), 27 (EUROPA PRESS)

Dos sindicalistas de la Confederación General del Trabajo (CGT) se encadenaron hoy a las puertas de la Delegación de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) para exigir una reunión con la nueva titular del área, Ainhoa Gil, que mostró su "sorpresa" y añadió que "no hay ningún motivo para ello, al menos en lo relativo a sus funciones como representantes de los trabajadores municipales".

En declaraciones a los periodistas, José García, uno de los delegados sindicales, que están acompañados por una decena de compañeros, denunció que Gil "no conteste a las llamadas" para analizar cuestiones que afectan a los trabajadores municipales y se refirió a los seis expedientes que el Ayuntamiento ha interpuesto a seis trabajadores de la Delegación de Deportes, además de "otros elementos de distorsión y conflicto".

En este sentido, lamentó que "aunque con el anterior delegado las cosas no funcionaban", los "recibía" y criticó que desde que la nueva responsable municipal se hizo cargo de Recursos Humanos "lo único que hace" es mandarles técnicos municipales "que no son de la confianza de este sindicato para negociar".

Así, advirtió que no cesarán sus protestas "hasta que no nos reciba" y amenazó con adoptar medidas de presión "más serias" si su reivindicación no se cumple en los próximos días.

Por su parte, Gil señaló en un comunicado que "fue CGT la que se negó a reunirse" con su departamento el pasado día 21, cuando habían sido citados a una reunión que había solicitado el propio sindicato para abordar diversas cuestiones relativas al traslado de trabajadores y a la Delegación de Deportes, entre otros asuntos.

Por ello, Gil consideró que "no tiene sentido protestar para exigir algo que ellos mismos habían rechazado". No obstante, reiteró la disposición de su departamento a convocar de nuevo la reunión fallida de la semana pasada, "aunque sin que CGT pretenda imponer qué responsables de la Delegación deberán estar presentes, de la misma manera que el Ayuntamiento no dice qué delegados sindicales deben asistir o no".