El Gobierno vasco se reúne el lunes con UGT para impulsar el diálogo social aunque algunos sindicatos se "autoexcluyan"

Confía en que la huelga general del 21 de mayo se celebre de forma "pacífica"

VITORIA, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno vasco continuará el próximo lunes con UGT la ronda preparatoria de la mesa de diálogo social que pretende impulsar y que, según anunció hoy, celebrará a pesar de que haya sindicatos que se "autoexcluyan". Además, el Ejecutivo confió en que la huelga general del próximo jueves, 21 de mayo, convocada por sindicatos nacionalistas, se celebre de forma "pacífica".

El anuncio de la reunión con UGT fue realizado hoy por la portavoz del Gobierno vasco, Idoia Mendia, tras la reunión del Consejo de Gobierno semanal y un día después de la celebración del primer encuentro de esta ronda previa, en el que el lehendakari, Patxi López, se reunió con los presidentes de la patronal vasca y de las asociaciones de empresarios de los tres territorios.

En los días posteriores a la reunión con UGT, el Gobierno convocará a ELA, LAB y a CC.OO., según explicó Mendia. Respecto a las críticas de UGT por la decisión de López de iniciar la ronda de contactos con Confebask, en lugar de hacerlo con los sindicatos, explicó que esta semana "no era el mejor momento" para reunirse con las centrales, puesto que UGT inicia su congreso el jueves en Vitoria, el mismo día en que está convocada una huelga general por ELA, LAB, STEE-EILAS, EHNE e Hiru.

La portavoz del Gobierno autonómico también se pronunció sobre la intención de ELA de recurrir el decreto de servicios mínimos decretado ayer para la huelga, que el sindicato considera que "restringe" el derecho al paro general.

Mendia explicó que, aunque la norma "se basa" en un decreto anterior, incluye nuevos servicios mínimos, puesto que, desde que se aprobó aquel texto, se han puesto en marcha nuevos servicios públicos como las 'haurreskolak' o los derivados de la Ley de servicios sociales.

A pesar de todo, confió en que la huelga general "se materialice de forma pacífica", por lo que apeló a que, "quien quiera trabajar, pueda hacerlo y, quien quiera hacer huelga, también".

Preguntado por si el Gobierno está dispuesto a seguir adelante con la mesa de diálogo social si algún sindicato, como ya ha anunciado ELA, se autoexcluye de dicho foro, Mendia advirtió de que "nos encontramos ante una crisis y no podemos parar". La portavoz ofreció "la mano tendida" del Ejecutivo a los agentes sociales, por lo que consideró que, si alguno no participa en la mesa, "serán ellos los que se autoexcluyan".

"TOTAL COLABORACIÓN"

Tras mostrar su deseo de que todos los agentes sociales "actúen con responsabilidad y acudan al diálogo social", precisó que "la situación es lo suficientemente crítica como para tener que tomar medidas desde la mesa de diálogo social, por lo que, evidentemente, continuaremos adelante".

Respecto a la reunión mantenida ayer con Confebask, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre, que compareció en rueda de prensa junto a Mendia, subrayó la disposición de ambas partes a la "total colaboración" y confió en que el clima de ese encuentro pueda "extenderse al conjunto de los agentes sociales".