El Gobierno y los sindicatos rechazan el nuevo contrato propuesto por la CEOE

  • Madrid, 23 abr (EFE).- El Gobierno y los sindicatos rechazaron hoy el nuevo contrato "indefinido no fijo" propuesto por la CEOE, que tendría una duración de dos años y una indemnización por despido de ocho días.

Etiquetas

Madrid, 23 abr (EFE).- El Gobierno y los sindicatos rechazaron hoy el nuevo contrato "indefinido no fijo" propuesto por la CEOE, que tendría una duración de dos años y una indemnización por despido de ocho días.

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, emplazó a los empresarios a que lleven su propuesta a la mesa del Diálogo Social, en la que también están representados el Ejecutivo y los sindicatos CCOO y UGT.

Más categórico en su rechazo fue el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, quien descartó cualquier posibilidad de abaratar el despido "con la excusa de crear más empleo".

Según afirmó, el Gobierno de "ninguna manera" va a adoptar medida alguna que favorezca un despido más barato.

Por ello, recomendó a los empresarios que contraten a desempleados que están cobrando el subsidio, porque de esa manera se beneficiarán de bonificaciones.

Corbacho recordó que hay cinco millones y medio de trabajadores temporales y "dudo mucho" que entre ellos "no haya ninguno que dé el perfil adecuado a la demanda".

Frente al abaratamiento del despido, el ministro de Trabajo e Inmigración se mostró partidario de medidas que "flexibilicen la contratación".

Desde los sindicatos, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, expresó su "decepción y sorpresa" por el nuevo contrato propuesto por la CEOE.

En su opinión, esta modalidad "se dirige a velocidad de crucero hacia el despido libre y gratuito" y se enmarca en la "coral" de instituciones como el Banco de España o el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reformar el mercado laboral y "desregular" la entrada y salida de trabajadores.

En declaraciones a RNE, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, denunció que el único objetivo de la CEOE es "mantener su tasa de beneficio, reduciendo los derechos de los trabajadores".

En caso de aplicarse la idea de la CEOE, lo que se produciría es "mayor precariedad", avisó Ferrer.

A pesar de las críticas, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, advirtió hoy de que, si no se aplica una reforma laboral en los términos que propone su organización, el paro seguirá aumentando y "entonces si van a peligrar las pensiones".

Díaz Ferrán reiteró que "no es verdad" que la patronal quiera abaratar el despido o convertirlo en libre.

Lo que se pretende es mejorar los contratos a tiempo parcial, ya que los que hay ahora son "malos", precisó el dirigente empresarial.

Así, defendió el nuevo contrato enviado por la CEOE a los grupos parlamentarios para que, vía enmienda, lo incluyan en el proyecto de Ley de Medidas Urgentes para el Fomento y la Protección del Empleo.

La razón que dio es que convertirá los contratos temporales en fijos, "pero asumibles por los empresarios".

Sobre pensiones también habló la vicepresidenta segunda, quien afirmó que no se revisarán a la baja aunque el Índice de Precios de Consumo (IPC) registre tasas negativas.