Empleados de Diego de Riaño y sindicatos aprueban la decisión de Carrillo y no se reincorporan al trabajo

Abandonan las puertas del edificio a la espera de su reubicación, proceso que ya se ha llevado a cabo en un 25% de los trabajadores

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

Sindicatos municipales y trabajadores del edificio municipal de Diego de Riaño, desalojado esta semana como consecuencia de temblores originados por las obras en una parcela anexa --su clausura ha sido determinada por el Comité de Seguridad y Salud, pese a que la Junta de Gobierno Local ha instado a la normalización de la actividad--, han aprobado hoy la decisión del presidente del comité y concejal de Recursos Humanos, Emilio Carrillo (PSOE), razón por la que han decidido no reincorporarse a su trabajo en el inmueble.

Según informaron a Europa Press fuentes municipales y sindicales, y a pesar de la decisión de la Junta de Gobierno de reabrir el edificio para su actividad, trabajadores y delegados sindicales de Prevención de Riesgos Laborales se reunieron en asamblea a las 8,00 horas de hoy, en una reunión en la que el concejal expuso los puntos aprobados en el Comité y que, básicamente, comprenden el desalojo de la construcción hasta que no existan informes y pruebas más exhaustivos y la búsqueda de un inmueble para su realojo.

Asimismo, Carrillo instó a los trabajadores a no permanecer en la puerta del edificio --situación en la que se han pasado su horario laboral las tres últimas jornadas--, por lo cual los empleados han abandonado la calle y esperan la resolución de los informes solicitados, para saber si deben reanudar su labor en las delegaciones de Salud y Consumo y Mujer en Diego de Riaño o en ubicaciones alternativas.

Algunos de estos trabajadores, según explicaron a Europa Press fuentes municipales, ya están siendo progresivamente reubicados, si bien el nivel de empleados que ya ha encontrado acomodo en otras oficinas del Ayuntamiento es de un 25 por ciento aproximadamente --unos 20 de los 80--.

En este sentido, alguno de ellos podría llegar durante la Feria, según las fuentes consultadas, que precisaron que el "daño" en lo que respecta a la pérdida de horas laborales no sería muy cuantioso, dada la presencia de dos festivos, la existencia de un festivo específico para los trabajadores municipales --el Viernes de Feria, que pasaría al jueves al coincidir con el 1 de mayo-- y la efectuación de jornada reducida en los restantes días.

SINDICATOS TACHAN DE "IMPRESENTABLE" LA SITUACIÓN

Por parte de los sindicatos, el secretario de Organización del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en el Consistorio hispalense, Carlos Guerra, apoyó en declaraciones a Europa Press la decisión del Comité, indicando que es "impresentable" que "se quiera jugar con los trabajadores" y que los informes actuales no garantizan la seguridad.

Asimismo, el presidente del Comité de Empresa y secretario general de CCOO en el Ayuntamiento, Manuel Gutiérrez, subrayó a Europa Press que el posicionamiento del comité y de su presidente son "los más razonables", calificando de "inaceptable" que "una pugna política" pueda poner en riesgo la estabilidad laboral.

Por último, el sindicato CSI-CSIF dijo en una nota que "jugar con esta situación es una demostración de negligencia absoluta y de falta de criterio total", puesto que ambos bandos "han utilizado el acuerdo de negociación colectiva 2009 como arma arrojadiza, Carrillo haciéndolo su bandera para lanzar contra el equipo de gobierno a los trabajadores y este equipo para situar al delegado frente a un colectivo desengañado y hostil a su gestión".