Jesús Morte, reelegido presidente de CREA, aboga por "sacrificio, esfuerzo y austeridad" para salir de la crisis

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Jesús Morte, abogó por recuperar los valores del "sacrificio, esfuerzo y la austeridad" para salir de la crisis. Morte fue reelegido hoy presidente de dicha organización empresarial para los próximos cuatro años por 145 votos a favor, 8 en blanco y uno nulo, lo que representó un respaldo del 94,16 por ciento de los 154 votos emitidos en la Asamblea Electoral celebrada en la sede de la Confederación, en Zaragoza.

En su discurso de investidura, Morte destacó su "absoluto compromiso" con la labor de defensa y representación de los intereses empresariales de CREA en los que invertirá todo su "esfuerzo, dedicación, entrega e ilusión". "Tal y como estaban las cosas no podía dejar el puesto y con este respaldo me siento apoyado para luchar por los intereses de los empresarios de Aragón", aseveró.

El presidente de CREA se refirió también a la actual crisis económica, donde consideró que los empresarios tienen la obligación y la capacidad de trabajar por su superación recuperando valores como "el compromiso con el territorio, el esfuerzo y el sacrificio", valores que, a su juicio, "esta sociedad ha dejado de lado pero están en la base del buen hacer empresarial".

Así opinó que las medidas presentadas hasta el momento "no han alcanzado la efectividad esperada en términos de reactivación económica, ni para frenar en Aragón y España el crecimiento del desempleo" y consideró que las últimas medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se quedan cortas aunque van en la buena dirección".

Respecto a su cargo de presidente, Morte avanzó que CREA "no va a cejar en su esfuerzo por buscar, proponer y defender soluciones para hoy y para el mañana y de atender a lo coyuntural y a lo estructural" a través de un diálogo "leal" con los sindicatos y las administraciones.

GENERAL MOTORS

Además Morte se refirió en su discurso a la actual situación de General Motors. Consideró que "son tantas las noticias, tantas las partes, tantas las cantidades, tantas y tan abiertas las soluciones, que mejor será que trabajemos para que en el próximo futuro tomemos nuestras propias decisiones, con nuestra capacidad, y, sin dejarlo, hagamos de la automoción uno de nuestros sectores más importantes, el tercero o el cuarto; no es primero".

En este sentido, Morte señaló que la empresa "se está viendo lastrada por el desmonoramiento de la demanda nacional e internacional y, también, de forma acuciante en muchos casos, por la falta de liquidez generada por las dificultades para acceder a la financiación imprescindible no ya para crecer o innovar, sino para hacer frente al día a día de la empresa".

Así añadió que "es cierto que en el último mes estamos percibiendo al fin, a través del contacto con diversos empresarios, un cierto avance en la resolución de las concesiones crediticias a la empresa a través de las entidades financieras".

La investidura de Jesús Morte contó con la presencia del presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán; y del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias; además del consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz y el de Industria, Turismo y Comercio, Arturo Aliaga; entre otras autoridades como el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente.

REFORMA LABORAL

Gerardo Díaz Ferrán mostró su apoyo a Morte al señalar que "una elección es una apuesta, pero una reelección es la constatación del trabajo bien hecho", en su discurso de clausura de la asamblea de CREA.

Además defendió la necesidad de poner en marcha una reforma laboral "para distribuir el paro y disminuir la temporalidad de los contratos" en el marco del diálogo social con los sindicatos y la administración y que aborde asuntos como el laboral, fiscal, educativo, de justicia y las trabas administrativas.

Una reforma que, a su juicio, no sólo no debería molestar a los sindicatos, sino que "tendrían que ser ellos los que la hubieran pedido" y que ahora se hace "absolutamente imprescindible" para frenar el crecimiento del paro.

"La luz al final del túnel la tendremos que ver alguna vez. Estamos muy cerca de tocar fondo o igual ya lo hemos hecho en algunos sectores porque con un decrecimiento del PIB del 7,5 por ciento en el primer trimestre es difícil que vaya a peor en el segundo, pero los Gobiernos deben tomar medidas proactivas que vayan en la dirección de crear empleo de nuevo y no sólo para paliar el paro".

Por su parte, el presidente aragonés Marcelino Iglesias instó a empresarios, sindicatos y Gobierno central a mantener un diálogo social que favorezca acuerdos similares a los que ha alcanzado el Gobierno de Aragón con los agentes sociales de la comunidad autónoma y que han dado como resultado el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA).

Esta iniciativa es, a juicio del presidente, un eje "fundamental" para la recuperación económica. "El impulso y desarrollo de las más de 200 medidas contenidas en el AESPA ha permitido a Aragón mantener un diferencial positivo en materia de empleo, lo que además garantiza una mejor posición de salida de cara a una próxima recuperación económica", aseveró.

Además, Iglesias insistió en la necesidad de "seguir en la línea de la diversificación y de la modernización económica emprendida por el Gobierno de Aragón". Así, recordó que se debe trabajar para generar un nuevo modelo energético mundial basado en las energías renovables, en la economía del conocimiento y en el impulso de las políticas de diversificación económica.