La CIG aboga por la unidad sindical en la huelga del Metal de esta semana a pesar de los "insultos" de otras centrales

Denuncian que la patronal apuesta por la "represión" y lamentan la "actitud pasiva" de la Xunta

VIGO, 18 (EUROPA PRESS)

Los responsables del Metal de la CIG se mostraron hoy "dispuestos" a retomar la unidad sindical con CC.OO. y UGT para organizar de forma conjunta las movilizaciones convocadas para el sector esta semana, los próximos miércoles y jueves, a pesar de lo que han calificado de "insultos" de otras centrales sindicales.

El responsable de CIG-Metal, Miguel Anxo Malvido, explicó en rueda de prensa que el sindicato nacionalista no pretende la unidad "para una simple foto" y recordó que dicha unidad se basaba en que las tres centrales "coinciden tres puntos básicos para el convenio --incremento salarial, vigencia de un año y regulación de la jornada--".

En ese contexto, calificó como "deslealtad e hipocresía" la actitud de CC.OO. por romper dicha unidad y por "insultar a la CIG y decir que es racista", en referencia a las movilizaciones promovidas en los astilleros, en contra de la contratación irregular de trabajadores -la mayoría de ellos extranjeros--.

A ese respecto, Malvido aclaró que el problema de las contrataciones venía de atrás y que, a pesar de los intentos de la CIG para reunirse con los responsables de astilleros y atajar el problema, dichos esfuerzos no dieron resultado, por lo que "el tema tenía que explotar".

"ETTs ENCUBIERTAS"

Así, acusó a los astilleros de actuar como "empresas de trabajo temporal encubiertas" y de firmar obligar a firmar contratos a extranjeros --procedentes de Rumanía--, que recogen una serie de adelantos pagados por la empresa y que éstos tienen que devolver si se van antes de un año. También denunció que esos contratos no pasan por los mecanismos de regulación previstos en el convenio.

"Aún así, a pesar de los insultos, la CIG está dispuesta a organizar las movilizaciones conjuntamente con los otros dos sindicatos", precisó el representante de CIG-Metal, que también advirtió de que "ahora, además del convenio, la contratación irregular también es un motivo de huelga y es prioritario para la CIG". Asimismo, reconoció la posibilidad de que haya una reunión entre las tres centrales mañana para acercar posturas.

CRÍTICAS A PATRONAL Y XUNTA

Por otra parte, Malvido también se refirió a la asamblea de empresarios celebrada el pasado viernes en el Instituto Ferial de Vigo, y acusó a los empresarios de solicitar la actuación de las Fuerzas de Seguridad. "Parece que quieren volver atrás, a la época de la dictadura, y si creen que la negociación del convenio pasa por la represión, se equivocan", añadió.

El portavoz de la CIG lamentó que la patronal no hubiese aprovechado su reunión para aportar "algo de luz al final del túnel" y le advirtió de que la CIG "seguirá convocando las manifestaciones y piquetes que considere oportunas", ya que la actitud de los empresarios "es como decir que prefieren la injusticia antes de que el desorden". "La huelga es un derecho constitucional y, si intentan que no la llevemos a cabo, eso es chantaje sindical", apuntó Malvido.

Por otra parte, el responsable de CIG-Metal criticó la posición de la Xunta, a la que acusó de mantener una "actitud pasiva", y le recordó que "no se puede limitar a ofrecerse para mediar a través de los medios de comunicación".