La economía centra la primera reunión del nuevo Gobierno vasco

BILBAO (Reuters) - El nuevo Ejecutivo vasco del lehendakari Patxi López basó el martes su primer Consejo de Gobierno en ultimar medidas contra la crisis económica que cuenten con el consenso de empresarios y sindicatos vascos.

El propio lehendakari compareció este martes ante los medios de comunicación para anunciar una primera reunión con el empresariado vasco el próximo lunes, a la que seguirán reuniones con los sindicatos que deberían concluir en una mesa de diálogo multilateral que adopte medidas consensuadas para afrontar la crisis.

"Les anuncio que hemos puesto en marcha ya una convocatoria a los agentes sociales, a sindicatos y a empresarios para iniciar las conversaciones que nos lleven a tener esa mesa de diálogo cuanto antes. Mi intención es reunirme el próximo lunes ya con Confebask para iniciar esta toma de contactos", declaró López.

A las reuniones, el nuevo Ejecutivo socialista acudirá "con un borrador, con un guión y con medidas y propuestas", pero con propósito negociador porque "no puede ser una imposición, sino algo que esté abierto al diálogo y a la modificación del posible acuerdo"

De momento, el sindicato 'abertzale' ELA ya ha anunciado que no se niega a acuerdos bilaterales, pero que no está dispuesto a participar en una mesa a tres que incluya a los empresarios. Este sindicato, al igual que LAB, sigue concentrado en su convocatoria de huelga general para el próximo día 21 de mayo.

Patxi López hizo referencia a esta movilización y volvió a pedir a ambos sindicatos que reconsideren su postura, porque como ya dijo en el pleno en el que fue investido lehendakari, el recurso a la huelga es lícito pero "debe aplicarse exclusivamente cuando hayan fracasado el diálogo y la negociación".

"Vuelvo a hacer un llamamiento para que se lo replanteen y se lo piensen, sé que es un llamamiento de quien clama en el desierto porque están muy decididos a hacerlo, pero les puedo asegurar que esa huelga general va a pillar a este Gobierno como se suele decir trabajando", dijo.

Patxi López avanzó, además, la puesta en marcha de medidas excepcionales para reactivar algunos de los sectores industriales más afectados por la crisis, como es el caso de la construcción y en el de la automoción.

Previamente, explicó, tendrán que analizar la disponibilidad presupuestaria y la capacidad de endeudamiento del nuevo Ejecutivo, aunque de momento disponen de los dos millones de euros anuales de ahorro que suponen la reducción en un diez por ciento del número de altos cargos del Gobierno.

Patxi López anunció que la consejera de Justicia y Administraciones Públicas, Idoia Mendia, será también portavoz del nuevo Ejecutivo vasco, y que Rodolfo Ares, además de consejero de Interior, realizará labores de coordinación del equipo de Gobierno.