La negociación del convenio del personal de las Administraciones Públicas se cierra sin acuerdo

PAMPLONA, 29 (EUROPA PRESS)

La negociación del convenio del personal de las Administración Públicas se cerró hoy, por segundo año consecutivo, sin acuerdo al no haberse producido "ningún tipo de avance", según los sindicatos Afapna, CCOO, LAB y UGT, que mantienen sin embargo la puerta abierta a que el Gobierno "reconsidere" su posición y convoque una nueva reunión.

En un comunicado, estos cuatro sindicatos afirmaron que la Administración "ha demostrado que la negociación y el acuerdo no es una de sus prioridades, acudiendo a las reuniones sin propuestas concretas y rechazando la práctica totalidad" de lo que ellos habían planteado.

En la reunión de hoy, que duró más de cuatro horas, se trataron los últimos puntos de la plataforma del Gobierno y concluyó de nuevo sin acuerdo y sin concretarse fecha para un próximo encuentro entre las partes. Sin embargo, y según explicó en declaraciones a Europa Press el presidente de Afapna, Juan Carlos Laboreo, los sindicatos dejaron "la puerta abierta" a la espera de que el Gobierno "reconsidere su posición, reflexione y convoque una nueva reunión que permita alcanzar acuerdos".

En este sentido, recalcó que "más que rota, la negociación podría considerarse que se encuentra suspendida", porque si el Gobierno reconsidera algunas de sus pretensiones los sindicatos acudirán a negociarlos.

De no producirse un nuevo encuentro, el Gobierno "comenzará entonces a aplicar sus propuestas vía decreto y de forma unilateral", ya que los funcionarios no cuentan con un convenio como tal, según explicó el secretario adjunto de Autonómica de UGT, Conrado Muñoz.

En el caso de la Función Pública, las partes deben de llegar a acuerdos a través de la negociación, pero si no se alcanzan, "la Administración aprueba las cosas por su cuenta, argumentando, como en este caso, que sí se han producido reuniones y por tanto negociación", añadió Muñoz.

En el comunicado conjunto, los cuatro sindicatos lamentaron la "cara más retrógrada" y la actitud "prepotente y cerrada a cualquier intento de desbloquear la situación" del Gobierno y recalcaron que ellos han hecho "un esfuerzo para mantener la unidad de acción y para elaborar distintas propuestas unitarias y adecuadas a la situación económica general".

Por el contrario, añadieron, el documento presentado por la Administración "es la demostración de una total falta de respeto hacia el personal que intenta dividir a las plantillas y enfrentar a los sindicatos, y una agresión a los trabajadores, a sus derechos laborales, sindicales y sociales".

Según recordaron, estos cuatro sindicatos presentaron una plataforma de negociación conjunta "que buscaba garantizar salarios dignos y el mantenimiento del poder adquisitivo, eliminar las discriminaciones del personal contratado y una OPE amplia" para reducir la actual temporalidad, que ronda el 33 por ciento.

Con esta plataforma, desde AFAPNA, CCOO, LAB y UGT propusieron abordar en primer lugar "los temas que podían facilitar algún tipo de acercamiento", y que figuraban tanto en la propuesta de estos cuatro sindicatos como en la de la propia Administración: Oferta Pública de Empleo, Conciliación de la vida laboral y familiar, o Seguros de vida y accidentes.

Por último, expusieron que el Gobierno "pretende además enfrentarnos con la ciudadanía y culpabilizarnos de la mala gestión de los servicios públicos" y manifestaron que, en este punto, "puede que sea necesario un cambio en el Gobierno y la sustitución de quien nos arrastra a esta situación".

ELA APUESTA POR LA "PRESIÓN"

Por su parte ELA, que presentó su propia plataforma, explicó en un comunicado, que tras la reunión de hoy "nuevamente ha quedado patente la total falta de voluntad del Gobierno de Navarra en alcanzar un acuerdo".

Además, afirmaron que el Gobierno de Navarra "a lo largo de este prolongado proceso ha mostrado sin tapujos su verdadera cara, con una arrogancia y prepotencia propios de quien entiende y gestiona la administración desde ese sentido patrimonialista y partidista".

A juicio de ELA, el desbloqueo de la situación "pasa necesariamente por la movilización", por lo que apostaron por la "presión y confrontación, como único camino a seguir en la defensa de nuestros derechos laborales y de unos servicios públicos y de calidad" y recalcaron que la convocatoria de huelga general del próximo 21 de mayo "es una buena ocasión para ello".