La patronal del metal ve "inaceptable" el encierro de los sindicatos y dice que negociará si hay "cordialidad"

Sindicatos mantienen la medida y están "las 24 horas" dispuestos a "avanzar" en el convenio

VIGO, 24 (EUROPA PRESS)

Las asociaciones representantes de la patronal en el sector metalúrgico en la provincia de Pontevedra, Asime; Atra; Instaelectra; Feca y Foncalor, han considerado hoy "inaceptable y "reprochable" el encierro que los sindicatos mantienen desde el pasado miércoles en las instalaciones de la Xunta en Vigo, aunque han manifestado su voluntad de seguir negociando el convenio colectivo "pero siempre que se rija por los principios de cordialidad y razonabilidad necesarios para el diálogo".

En un comunicado de prensa, los empresarios recordaron que en la reunión de la mesa negociadora del pasado martes --la octava que mantienen las partes-- se produjo "un acercamiento de ambas posturas" --la patronal ofreció un convenio por dos años y el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, cuando antes proponía una prórroga del anterior por tres años-- y se había acordado fijar la próxima reunión el martes de la semana que viene.

"No entendemos el encierro para presionarnos a adelantar la reunión, ya acordada por ambas partes, sin haberse producido circunstancias o hechos relevantes que motiven la alteración del ritmo de la negociación", afirmaron.

Así, lamentaron que el comité negociador de CC.OO., CIG y UGT permanezca encerrado en la sede de una institución pública "con el agravante de no ser la primera vez que sucede" y afirmaron que "sus consecuencias son por todos conocidas", en alusión a la ocupación de edificios públicos durante huelgas del sector en años pasados en las que se produjeron "destrozos y desperfectos".

Finalmente, la patronal calificó de "más que razonable" su oferta --los sindicatos piden un convenio por un año-- y aseguraron que las aproximadamente 2.500 empresas afectadas por el convenio "están hoy en una situación mucho más difícil que al inicio de las negociaciones".

SINDICATOS

Por su parte, los representantes sindicales continúan encerrados en las instalaciones de la Xunta, hasta donde acudió hoy el nuevo director xeral de Relacións Laborais, Odilo Martiñá. Según explicaron a Europa Press fuentes sindicales, se le transmitió una queja a este representante de la Consellería de Traballo por la "actitud" de este departamento, por no haber hablado con ellos hasta hoy, pese a que llevan encerrados desde el miércoles.

Asimismo, los sindicatos explicaron a Martiñá el motivo de la medida adoptada y afirmaron que están "dispuestos las 24 horas del día para avanzar en las negociaciones" con la patronal. En este sentido, ante la llegada del fin de semana, los sindicatos aseguraron que para ellos "el sábado y el domingo también son días laborables".