Los Agentes de Movilidad fijarán hoy un calendario de movilizaciones como protesta por sus condiciones laborales

CC.OO. dice que los mandos de la Policía Municipal presionan a los agentes para que sancionen y lograr mejoras retributivas destinadas a la Dirección de Movilidad.

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Los Agentes de Movilidad se reunirán hoy en una asamblea de trabajadores para fijar un calendario de movilizaciones como protesta por las condiciones laborales establecidas por el Ayuntamiento de Madrid, adelantó hoy CC.OO.

Estos trabajadores denuncian que la unidad dispone de menos de 500 efectivos, 70 de ellos interinos, cuando creen que la plantilla debería estar compuesta por mil agentes, todo ello debido a "la fuga a otros cuerpos debido a las malas condiciones laborales existentes y a la carencia de oferta de empleo público año tras año".

Las condiciones en la que los agentes desempeñan sus funciones, desde el punto de vista de la prevención de riesgos, provocan que "los niveles de absentismo son los mas altos del Ayuntamiento" ya que, "a pesar de las innumerables denuncias" realizadas por CC.OO., "aún no existe evaluación de riesgos".

Y es que la falta de efectivos para el servicio "imposibilita el disfrute de los días de descanso tanto por trabajar los festivos, por exceso de jornada o por asuntos propios en muchos casos perdiendo el derecho a disfrute por año vencido", aseveran para añadir que la dirección "excluye a los agentes de la posibilidad de disfrutar vacaciones en el periodo navideño basándose en unas necesidades del servicio que nunca justifica".

CC.OO. denuncia que la carrera profesional de los trabajadores está "mutilada" ya que en el cuerpo desempeñan funciones de mando "policías municipales que están en comisión de servicio desde el año 2005". Añaden además que las centrales sindicales no tienen posibilidad de fiscalizar la relación de puestos de trabajo, por lo que el Ayuntamiento "las modifica a su antojo".

A eso añaden que, bajo una "interpretación unilateral" del Acuerdo-Convenio, el servicio establece una jornada de verano en contra de todas las centrales sindicales y trabajadores "reduciendo la presencia de efectivos en las horas de más movilidad de tráfico del periodo estival", lo que perjudica los intereses de los madrileños.

También creen que los mandos de la Policía Municipal ejercen una "presión descomunal" a los agentes para que sancionen y retiren vehículos de la vía pública con el fin de incrementar sus objetivos, que se traducen en mejoras retributivas para la Dirección de Movilidad. "Los trabajadores que no participan son sometidos a puestos fijos de mucho tráfico y a dificultades para disfrutar los permisos retribuidos", asegura el sindicato a través de un comunicado.