Los prejubilados de Naval Gijón dan una tregua de tres días a las movilizaciones para buscar una solución negociada

GIJÓN, 15 (EUROPA PRESS)

Los prejubilados de Naval Gijón acordaron hoy en asamblea dar una tregua de tres días a las movilizaciones tras los enfrentamientos de ayer con la policía. Según informaron en un comunicado, el objetivo de esta decisión es demostrar que el colectivo que permanece encerrado "reclama una solución negociada al conflicto".

Aunque las movilizaciones quedarán aplazadas hasta el lunes, los prejubilados continuarán con el encierro indefinido en el astillero. Tras los incidentes de ayer, los prejubilados lamentan que un problema laboral "de fácil solución" se convierta "en un problema de orden público".

Asimismo, se preguntaron si los responsables políticos de la región "serán capaces de dar soluciones a los graves problemas de crisis económica que atraviesa Asturias donde los parados ya superan los 80.000". Para los prejubilados, el Gobierno asturiano y el Consejero de Industria "están desaparecidos y son incapaces de paralizar ningún ERE ni los miles de despidos que se están produciendo".

El colectivo insta a Pymar, a Naval Gijón, al Gobierno de Asturias, Ayuntamiento de Gijón y a los Sindicatos UGT y Comisiones Obreras, a los que considera "responsables del cierre de Naval Gijón y de los expedientes de prejubilación", a sentarse para negociar una solución que "garantice el futuro de los afectados y el de sus familias". De no ser así, el colectivo retomará las movilizaciones.

Durante estos tres días, los encerrados mantendrán a las 19 horas delante del Astillero concentraciones.