Los sindicatos denunciarán la respuesta de la UE a la crisis

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CC.OO., UGT y USO se manifestarán mañana en Madrid a las 12 horas con el objetivo de denunciar la respuesta "ineficaz" de la UE ante la crisis económica, en el marco del conjunto de euromanifestaciones organizadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y bajo el lema 'Combatir la crisis. Lo primero el empleo'.

Así lo pusieron de manifiesto los secretarios generales de los tres sindicatos en una rueda de prensa, donde estimaron que a la concentración acudirán unos 50.000 sindicalistas, 45.000 españoles y 5.000 representantes sindicales de organizaciones de Francia, Italia, Portugal y Andorra.

Según explicó el secretario general de UGT, Cándido Méndez, a la manifestación se han unido un total de 27 organizaciones y el objetivo será hacer a la Comisión Europea reflexionar sobre el papel que ha ejercido en la lucha contra la crisis.

A su parecer, el plan de la UE es sólo la suma de los diferentes planes nacionales que han desarrollados los diferentes países, lo que pone de manifiesto la clara falta de liderazgo político de la CE, con el uso de políticas "superadas" que van por detrás de los acontecimientos y que "difícilmente" se pueden aplicar.

Según Méndez, durante la manifestación se exigirá a la CE más y mejores empleos, un plan de inversión adicional de al menos el 1% del PIB, el fortalecimiento del sistema social europeo, la ampliación de la protección social, el fortalecimiento de los derechos de los trabajadores, la exigencia de mejores salarios y la definición de la Negociación Colectiva en el ámbito europeo y de una regulación europea frente a los excesos del capitalismo financiero.

Además, resaltó la importancia de consensuar una nueva agenda sobre el diálogo social europeo que permita definir como bienes públicos el pleno empleo y la cohesión social, así como asentar la permanencia de los derechos sociales y laborales de los trabajadores europeos en el proceso de integración.

Finalmente, destacó la necesidad de que la euromanifestación sirva para que los dirigentes políticos europeos tengan más confianza en Europa y en su modelo social y se despojen de "cierto complejo de inferioridad" en relación a otros modelos, como el americano.

Por su parte, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, destacó que la manifestación se celebrará en un momento "particularmente importante" para la UE, por la cercanía de las elecciones al Parlamento Europeo.

Denunció que la UE no esté "a la altura" a la hora de implementar soluciones, aseguró que la presidencia checa ha sido una "ocasión perdida" para avanzar en la conjunción de medidas de impulso contra la crisis, y confió en que las dos futuras presidencias, una de ellas española, sirvan para relanzar la actuación de la UE.

El secretario general de USO, Julio Salazar, consideró "oportuno" el día para celebrar la manifestación para pedir a los grupos políticos, ante la cercanía de las elecciones, que incluyan las reivindicaciones del programa del CES en sus programas políticos.

"NO HAY PACTO DE NO AGRESIÓN"

Sobre la posibilidad de celebrar más concentraciones en España e incluso una huelga general, Toxo y Méndez consideraron que no es el momento de hacer una convocatoria de esta magnitud, mientras que Salazar afirmó que hay motivos y elementos que podrían justificarla, como los cuatro millones de parados.

Toxo y Méndez rechazaron de plano la posibilidad de que exista un "pacto de no agresión con el Ejecutivo, y recordaron que todas las huelgas generales que se han celebrado en España han sido "reactivas", ya que pretendían reaccionar a alguna agresión clara contra de los trabajadores.