Los sindicatos piden participación masiva el 1 mayo

Los sindicatos piden participación masiva el 1 mayo

Los sindicatos piden participación masiva el 1 mayo

Por Valle Avilés

MADRID (Reuters) - En un momento de intensa desaceleración económica y con más de cuatro millones de ciudadanos en las listas del paro, los sindicatos españoles hicieron el miércoles un llamamiento para una participación masiva en las concentraciones del Día del Trabajo el próximo viernes.

Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) instaron al Gobierno y a la patronal a adoptar más medidas y a retomar el diálogo social aunque mantienen su discurso de que por el momento no contemplan un llamamiento a una huelga general.

"Reclamamos una actuación decidida y manifestamos la necesidad de implementar medidas que vayan más allá de lo realizado hasta ahora", dijo Ignacio Fernández Toxo, secretario general de CCOO, en la presentación de las actividades previstas para el próximo 1 de mayo, que incluyen más de 100 actos y 70 manifestaciones en todo el país.

Bajo el lema 'Frente a la crisis: empleo, inversión pública y protección social', los sindicatos presentaron el manifiesto del 1 de mayo más controvertido de los últimos años en el que piden volver a la negociación colectiva y diseñar un nuevo modelo productivo, rechazando cualquier tipo de reforma laboral.

"El problema no está en el mercado laboral, sino en nuestro modelo productivo que es demasiado dependiente de la construcción y genera empleos de bajo valor añadido y fácilmente desechables por parte de los empresarios", señaló Cándido Méndez, secretario general de UGT.

CRÍTICAS A LA CEOE

En ese sentido, Méndez reconoció la existencia de fuertes discrepancias en el proceso de diálogo social, a la vez que criticó la postura de la CEOE de acudir a los grupos políticos para tramitar como proyecto de ley el decreto del Gobierno de medidas laborales y tener así la posibilidad de incorporar modificaciones con las que los sindicatos no estarían de acuerdo.

"Esa es la vía del 'lobby' y no la del interlocutor social, presionar a los grupos parlamentarios para que les saquen las castañas del fuego", dijo Méndez. "La CEOE no se ha atenido a las normas que pactamos en la declaración del 29 julio de 2008 y que todo el mundo aceptó como válida", añadió.

El pasado mes de julio, el Gobierno y los agentes sociales pactaron una "hoja de ruta" sobre los ejes fundamentales del nuevo diálogo social a la vez que se comprometieron a intentar salir juntos de la crisis económica, creando empleo y manteniendo los niveles de protección social. Sin embargo, en marzo, CCOO y UGT anunciaron la ruptura de la negociación colectiva, por primera vez en siete años, por diferencias sobre la subida salarial.

El número de parados superó entre los meses de enero y marzo los cuatro millones de personas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), elevando la tasa de desempleo al 17,36 por ciento, la más alta en más de 10 años.

Ante la gravedad de la situación, los sindicatos van a reunirse con los grupos parlamentarios para trasladarles su "inquietud y preocupación", al tiempo que urgen al Gobierno y las comunidades autónomas a emprender una actuación decidida para frenar la fuerte destrucción de empleo.

"No existen dietas milagro, pero sí recursos que pueden al menos frenar la crisis y la sangría de pérdidas de trabajo", dijo Fernández Toxo.