Los sindicatos reclaman un acuerdo social en un plazo "razonablemente breve"

Los sindicatos reclaman un acuerdo social en un plazo "razonablemente breve"

Los sindicatos reclaman un acuerdo social en un plazo "razonablemente breve"

MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, criticaron hoy la falta de diálogo social y destacaron la necesidad de alcanzar un acuerdo a favor del empleo y la protección social en un plazo "relativamente breve". Por ello, han presentado un documento, donde están escritas todas las propuestas de los último meses, con el fin de revitalizar un diálogo social que "languidece" y de hacer posible un acuerdo entre el Gobierno y los agentes sociales para después de las elecciones europeas del 7 de junio.

El documento, explicaron en rueda de prensa conjunta y flanqueados por los secretarios de Acción Sindical de ambas organizaciones, Ramón Górriz (CC.OO) Y Toni Ferrer (UGT), está estructurado en dos bloques. Por un lado, un paquete de medidas urgentes, destinado a ampliar y mejorar la protección de los desempleados y a aumentar la liquidez hacia familias y empresas; y por el otro, un paquete de iniciativas de carácter estratégico vinculado a la transformación del modelo de crecimiento económico.

Entre sus propuestas para mejorar la protección frente al paro, los sindicatos proponen flexibilizar algunos requisitos de la prestación contributiva, y eliminar y revisar los requisitos de edad de los subsidios y de la renta activa de inserción, todo ello ligado a planes de formación y empleo que, desarrollados por ayuntamientos y comunidades, permitirán dar trabajo temporal en actividades de interés social a los desempleados.

SUBIR EL IRPF A LAS RENTAS MÁS ALTAS

En materia fiscal, los líderes sindicales abogaron por una revisión del sistema tributario, haciendo "reversibles" algunos elementos puestos ya en marcha (por ejemplo la deducción de los 400 euros o el cheque bebé de 2.500 euros), e incluso se mostraron a favor de subir el tipo máximo del IRPF a las rentas más altas, todo con el fin de captar más recursos para luchar contra la crisis. También con este objetivo, los líderes sindicales destacaron la importancia de "estirar" la capacidad de endeudamiento de la economía española "pero sin hacer locuras".

CC.OO y UGT también apuestan en su documento por revisar el funcionamiento del sistema financiero y, en este sentido, consideran que el Estado debería fijar los objetivos concretos para recapitalizar entidades, pero manteniéndose en ellas, y creen que las ayudas políticas al sector tendrían que condicionarse a que las entidades hicieran el máximo esfuerzo en reforzar sus reservas.

Además, con la intención de que el crédito también fluya a las familias y empresas, proponen ampliar la capacidad del ICO e incrementar sus líneas de financiación, y en materia de cajas, defienden igual su actual naturaleza jurídica y abogan por desarrollar un marco para estas entidades, con participación de los sindicatos.

"USO Y ABUSO" DE LAS REFORMAS LABORALES

Una vez más, los secretarios generales de CC.OO y UGT volvieron a mostrar su rechazo a una reforma laboral que pretenda abaratar el despido y celebraron que el Congreso rechazara con un 95% de los votos la resolución del debate sobre el estado de la Nación en la que se abría la puerta a esa posibilidad.

Toxo y Méndez se mostraron tajantes con la cuestión de la reforma laboral y opinaron que quienes la están reclamando, principalmente la CEOE, no están "enfocando" bien los problemas que tiene la economía y la salida de la crisis. De hecho, Méndez señaló que la experiencia de la reforma laboral de la crisis del 93 ha demostrado que las medidas que se adoptaron entonces fueron "inútiles" y dijo que "ya es hora de mirar para otro lado". "En España en los últimos 20 o 25 años se hecho uso y abuso de las reformas laborales".

Se quejaron de que siempre que se habla de reforma laboral la cuestión se centra en la flexibilidad externa (entrada y salida del mercado laboral) y no en la flexibilidad interna de la empresas. Sobre este punto, sí se mostraron dispuestos a discutir en el marco de la negociación colectiva. Estos convenios colectivos, explicó el líder de CC.OO, resultan fundamentales para impulsar la flexibilidad interna.

Tanto Toxo como Méndez apostaron por una mayor participación de los sindicatos en el gobierno de las empresas, consensuando la organización del trabajo y ayudando a definir los objetivos de las mismas. Éste, señaló Toxo, es un debate que España debe afrontar si quiere que sus empresas puedan competir de manera real con las de su entorno.

Los sindicatos harán llegar el documento con sus propuestas a sus contrapartes en el diálogo social, el Gobierno y la CEOE, y quieren hacerlo lo antes posible. De hecho, intentarán fijar de inmediato un encuentro con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al le trasladarán este documento y le pedirán que establezca un mecanismo de coordinación "estable" entre el Estado y las comunidades autónomas para que los esfuerzos contra la crisis vayan en la misma dirección. Además de a patronal y Gobierno, los sindicatos quieren reunirse con todos los Grupos Parlamentarios para presentarles sus iniciativas.