Méndez dice que las propuestas de Zapatero contra la crisis "van en la dirección correcta"

El líder de UGT tiene "cierta confianza" en que los empresarios modifiquen sus posturas y reivindica el papel de las autonomías

SANTANDER, 23 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, afirmó hoy en Santander que las propuestas contra la crisis que hizo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Debate sobre el Estado de la Nación van "en la dirección correcta", pero pidió "pasar del ruido a las nueces" para que se pueda alcanzar un acuerdo, junto con sindicatos y patronal, en un plazo "que no puede exceder varias semanas".

Méndez, que participó en la clausura del 11º Congreso Regional de UGT de Cantabria, afirmó que "se puede hablar de un antes y un después del diálogo social" en España tras la renovación del Gobierno y el Debate sobre el Estado de la Nación. En esta etapa de "renovación en el Gobierno" hay, dijo, "una serie de mensajes clarificadores de una dirección correcta", pero subrayó que ahora "se trata de pasar del ruido a las nueces".

"Se han hecho unas propuestas por parte del presidente que nos parece que van en la dirección correcta, pero se tienen que concretar en el marco del diálogo social y eso va a exigir que existan mayores niveles de coordinación interna en el ámbito del Gobierno y la aportación concreta de sus iniciativas", declaró.

Tras recordar que UGT ya ha "tomado la iniciativa para el dialogo social" con la presentación de alternativas para buscar "un gran acuerdo sobre el empleo y protección social", ahora, incidió, el Gobierno debe aportar "respuestas" y propuestas "en la dirección que apuntó el presidente del Gobierno". El objetivo es que se concreten y se pueda alcanzar un acuerdo en un plazo "que no puede exceder de varias semanas".

En este sentido, subrayó que esta responsabilidad atañe "a todos", incluida la patronal que debe "modificar su posición de los últimos tiempos". Al respecto, Méndez afirmó tener "cierta confianza" en que se produzca ese cambio y los tres interlocutores --Gobierno, sindicatos y empresarios-- definan los acuerdos "que necesitan los trabajadores en paro para tener mejor protección, los trabajadores que tiene empleo para que sientan que se protege su empleo y que necesita la sociedad española con un cambio de modelo productivo para que no vuelva a ocurrir una crisis tan brutal".

El secretario general de UGT aseguró que el sindicato no aceptará recortes de los derechos de los trabajadores para salir de la crisis, algo que tiene que pasar "necesariamente" por fraguar un acuerdo a través del diálogo social "para, con carácter urgente, proteger más y mejor a los trabajadores en paro".

Además, defendió que para salir de la crisis es necesario impulsar políticas públicas que contribuyan a reactivar la economía y "a erigir un muro contra la destrucción de empleo", e implementar un nuevo modelo productivo sobre la base de la mejora de la formación y de la innovación tecnológica, que, aseguró, "son las dos grandes vías para conseguir que no se vuelvan a repetir situaciones como ésta y para generar empleo de calidad".

Por ello, insistió en la necesidad de hacer "justo lo contrario de lo que plantean los que hablan de abaratamiento del despido", es decir, "proteger el trabajo, reforzar los derechos de los trabajadores, mejorar los salarios, apostar por la formación y innovación, reforzar la industria e impulsar políticas medioambientales y energéticas".

Para su consecución, UGT y CC.OO apuestan por un "gran acuerdo social" donde participen los empresarios, pero también defienden que "en paralelo" se tienen que establecer mecanismos de coordinación estables entre el Gobierno y las comunidades autónomas.

"Las comunidades tienen muchas competencias en la lucha contra la crisis porque de cada tres euros, dos los gestionan las autonomías", señaló. Por ello consideró que el Gobierno "debe conseguir que las comunidades remen en la misma dirección en la lucha contra la crisis" y de este modo se evitarían "insatisfacciones, sorpresas y respuestas desiguales". La propuesta sindical pasa por establecer una conferencia de empleo e industria donde participen los presidentes autonómicos con el Gobierno de la nación.