Méndez pide sustituir la deducción en vivienda por ayudas directas

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, denunció que la deducción fiscal por vivienda no ha ayudado a las clases medias y sólo ha beneficiado a las rentas más altas, y abogó por sustituir esta medida por ayudas directas.

Méndez, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, advirtió de que la deducción por vivienda, que el Gobierno quiere eliminar a partir de 2011 para las rentas superiores a los 24.000 euros, es "enormemente regresiva" y "uno de los motores" de la especulación que ha vivido estos años el sector inmobiliario.

En cuanto al planteamiento de su sindicato y de CC.OO. de que debería subirse el IRPF a las rentas más altas, Méndez consideró que se trata de una medida "razonable", a la que la CEOE no tendría por qué poner "pegas".

"La patronal tiene que reconocer la importancia de los impuestos. Se ha demostrado por activa y por pasiva hasta qué punto es importante que el Estado tenga recursos económicos. El Estado ha invertido 150.000 millones de euros en respaldar a las entidades financieras y lo ha podido hacer porque hay una política fiscal que garantiza los ingresos y eso sale del bolsillo de los contribuyentes, no ha caído del guindo", dijo.

Méndez argumentó además que en esta recesión económica hay perdedores, "que son los trabajadores", y hay ganadores, representados por la gente que tiene muchísimo dinero en España. Esta gente, explicó, "está en clara ventaja" ante la crisis, de la que se están beneficiando "por partida triple": por su buena situación económica, por una situación fiscal "cómoda" y por la caída de los precios.

"Por tanto, ya que el Estado va a necesitar más recursos económicos para afrontar la crisis, lo lógico es que aquellos que se están beneficiando de ella devuelvan parte de esas ventajas al erario público vía impuestos", subrayó.

REVISIÓN DEL SISTEMA FISCAL

En todo caso, el líder de UGT manifestó que lo que habría que hacer es analizar con urgencia el funcionamiento del sistema fiscal vigente y ver qué medidas han resultado útiles y cuáles no. Así, y teniendo en cuenta el objetivo de cambiar el modelo productivo, podría establecerse qué medidas sobran, qué nuevas ayudas podrían establecerse y cuáles deberían reducirse.

Méndez insistió en que el Estado necesita recursos y salió al paso de quienes acusan al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de construir una España subsidiada. En este sentido, el dirigente sindical recordó que las políticas públicas han tomado la iniciativa, no sólo en España, sino en todos los países del mundo, y enfatizó que a quienes se está "subsidiando" es, sobre todo, a los bancos, para evitar el crack financiero y para que haya liquidez.

"Es de una simpleza lamentable que se hagan ese tipo de afirmaciones. Las políticas públicas son, en este momento, fundamentales. Los que hacen la crítica a las políticas públicas lo que plantean como alternativa son rebajas de impuestos, y esas rebajas son una lismona para quienes tienen menor capacidad adquisitiva y una dádiva muy generosa a quienes están en la escala alta", consideró.

Sobre la demanda sindical de aprovechar la capacidad de endeudamiento de España para obtener más recursos contra la crisis, Méndez indicó que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, sabe de la existencia de ese margen y la animó a utilizarlo con "inteligencia". "Hay que endeudarse más para que no sufran los trabajadores y salgamos mejor de la crisis", precisó.

MENOS PALABRAS Y MÁS HECHOS EN EL DIÁLOGO SOCIAL

En cuanto al diálogo social, el secretario general de UGT destacó que los sindicatos han puesto sobre la mesa sus propuestas porque entienden que "hay que pasar de hablar del diálogo social a tomar medidas en el diálogo social". Éstas, dijo, deberían ir en una triple dirección: proteger más y mejor a los desempleados, "erigir un muro contra la destrucción de empleo" con medidas a corto plazo, e ir al cambio del modelo productivo.

Aunque reconoció que el Gobierno ha adoptado algunas medidas para proteger a los desempleados, Méndez señaló que los beneficios de las mismas han ido sobre todo a los trabajadores despedidos por causa de un ERE. En este sentido, consideró una medida urgente la ampliación y mejora de la protección de los trabajadores que se queden en paro por un despido individual, sobre todo en pequeñas empresas.

En cuanto a las acusaciones de algunos sectores de que los sindicatos están "comprados" por las subvenciones que reciben, Méndez declaró "estar harto de esos intentos frustrados de difamar a las organizaciones sindicales" porque éstas no hacen lo que esos sectores quieren que hagan.

"Recibimos unos recursos económicos del Estado, pero también los partidos políticos. Aquellos que pretenden acusar a los sindicatos de que por las subvenciones no hacemos lo que debemos hacer, podrían hacer la misma reflexión con el líder de la oposición, en tanto que su partido recibe también recursos", afirmó.

Preguntado por las próximas elecciones europeas, Méndez se mostró partidario de reforzar la Europa social, apostar por el pleno empleo y la mejora de la productividad y reforzar la Europa democrática y política. "Europa es nuestra solución, no el problema", concluyó.