Miles de trabajadores paralizan Madrid y piden una Europa más social

  • Madrid, 14 may (EFE).- Más de cincuenta mil trabajadores procedentes de España, Francia, Italia, Portugal y Andorra, según datos de los organizadores, marcharon hoy por Madrid en la primera euromanifestación en favor de una Europa más social que mejore el empleo y los derechos laborales.

Madrid, 14 may (EFE).- Más de cincuenta mil trabajadores procedentes de España, Francia, Italia, Portugal y Andorra, según datos de los organizadores, marcharon hoy por Madrid en la primera euromanifestación en favor de una Europa más social que mejore el empleo y los derechos laborales.

La marcha, convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), estuvo encabezada por los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de USO, Javier Salazar, quienes exigieron a los líderes europeos una unidad de acción para frenar el desempleo en la UE.

Además, los dirigentes de CCOO y de UGT urgieron al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a poner en marcha nuevas medidas de protección a los desempleados en el marco de la mesa del diálogo social.

El secretario general de UGT dijo que Zapatero debe pasar de los "discursos a los hechos" y lamentó que no anunciara durante el debate sobre el estado de la nación nuevas medidas de protección, "laguna" -apuntó- que se debe "cubrir" en el marco del diálogo social.

Méndez también advirtió de que para salir de la crisis el Gobierno debe estrechar lazos de cooperación con las comunidades autónomas "en torno al diálogo social" y tener "unidad institucional".

Por su parte, el secretario general de CCOO instó a Zapatero a llamar "hoy mismo" a los agentes sociales para discutir "rápidamente", en la mesa del diálogo social, nuevas medidas de protección y de empleo "necesarias hoy y no pasado mañana".

La movilización discurrió desde la Plaza de Colón hasta las cercanías de la Puerta del Sol bajo el lema "Combatir la crisis. Lo primero el empleo" y se produjo en un tono festivo, tocando tambores, y en ocasiones, con el fondo musical de la Oda a la alegría, himno de la Unión Europa.

Durante la manifestación, sindicalistas de USO, acompañados de gaiteros, representaron un entierro con ataúdes, en los que figuraban lemas como "libertad sindical restringida", "contratos basura" o "rescate financiero".

Asimismo, en otras pancartas se podía leer: "Parados moveos, juntos podemos", "Ya ni estafan, chupan impuestos" o "Frente a la crisis: empleo estable, protección social y subidas salariales".

Trabajadores de empresas afectadas por Expedientes de Regulación de Empleo, como Arcelor Mittal o Trident, también acudieron a la movilización, que iniciaba su marcha con una gran pancarta portada por un grupo de pensionistas que reivindicaban la defensa y mejora de sus retribuciones.

El presidente de la CES, John Monks, dijo a EFE que Madrid puso hoy "el listón muy alto" y se mostró "sorprendido" por la gran asistencia de público a esta primera manifestación, que tiene su continuidad mañana y pasado mañana en Bruselas, Berlín y Praga.

Monks, quien fue el encargado de clausurar la manifestación, exigió un plan de rescate europeo "centrado en los empleos y no sólo en los bancos" y exigió a los gobiernos de la UE que tomen medidas para fomentar el empleo "más seriamente".

A la manifestación, también asistieron la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, el coordinador general de IU, Cayo Lara, y el diputado de esta formación, Gaspar Llamazares.

Pajín confió en que el Parlamento europeo que elijan los ciudadanos en las urnas el próximo 7 de junio sea "progresista", mientras que Llamazares abogó por cambiar el orden económico internacional y las políticas neoliberales.

Todos los representantes sindicales hicieron un llamamiento a la participación de las próximas elecciones europeas del 7 de junio con el fin de rechazar políticas conservadoras y proteccionistas.

El secretario general de USO también defendió un modelo europeo social que prime la "cohesión", el "empleo digno y los derechos de los ciudadanos" y resaltó los valores de "unidad, internacionalismo y solidaridad" que representó la protesta.