Muñoz anima a "ocupar las calles" el 21 de mayo para "frenar a la patronal, que va a por todas"

Dice que CCOO y UGT son los "ángeles guardianes de la concepción más centralista" y que, quien se deja atrapar por diálogo social, "muere"

BILBAO, 28 (EUROPA PRESS)

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, animó hoy a "ocupar las calles" el 21 de mayo, día de la huelga general convocada por ELA y otros sindicatos nacionalistas", para tratar de "frenar a la patronal que, validada por los gobiernos, va a por todas".

Muñoz realizó esta reflexión en el acto que ELA celebró en el Teatro Arriaga de Bilbao, que congregó a 1.200 delegados sindicales con motivo del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo.

Tras las intervenciones de delegados sindicales de algunas empresas como Michelin o del Puerto de Bilbao, Muñoz defendió la necesidad de convocar una huelga general, cuya causa es que los gobiernos han dado "todo lo que han querido" a la patronal, que quiere "chantajear" las condiciones laborales.

El líder de ELA indicó que hay "causas" para hacer esa huelga porque han vuelto a "colocar nuestros derechos en liquidación". En este sentido, señaló que el 21 de mayo, "democráticamente", se van a "ocupar las calles" para frenar "a una patronal que va a por todas".

Muñoz aseguró que quedan pocos días para preparar la huelga del 21 de mayo y añadió que se está una fase de "agitación democrática", en la que hay que "cuidar" la negociación colectiva porque, si no se hace, "la van a dejar hecha unos zorros".

El dirigente de ELA afirmó que, quienes están "rehenes" del diálogo social "no pueden hacer la huelga" y denunció el "atrevimiento propio de iluminados" que tienen al decir que "no hay causa para la huelga".

A su juicio, el diálogo social es "muy rentable". "Nosotros sabemos que, si caemos en esas redes, hemos muerto sindicalmente. El sindicalismo que se deja atrapar por el diálogo social sin contenidos, fallece, se elimina de sus programas aquellos elementos críticos contra patronal y contra gobiernos", señaló.

Muñoz negó que "funcione" el diálogo social en España cuando tiene una de las tasas de paro y de temporalidad "más altas de Europa". En su opinión, ese diálogo social es "mentira" y es un "cuento" que está montado para que "el Gobierno eluda su responsabilidad" y para que la patronal viva feliz".

DIALOGO SOCIAL

Muñoz aseguró que las administraciones no quieren "molestar en nada" a la patronal y lo que hacen los gobiernos es crear mesas de diálogo social, con lo que se da un "veto a la patronal". "La patronal sabe que aquello que no quiera abordar el gobierno no lo va a hacer", añadió.

El líder de ELA manifestó que el "mal llamado" diálogo social tiene como objetivos "acompañar" las políticas que "interesan" a la patronal, "eludir" la responsabilidad de los gobiernos "en aquello que no hacen", mantener a los sindicatos "atrapados sin margen de maniobra" y lograr que llegue la financiación a las organizaciones que "forman parte de ese diálogo social".

"Ese es el diálogo social que también quieren traer a la comunidad autónoma vasca", añadió Muñoz, quien indicó que se va a dar en Euskadi una "recreación" del diálogo social "en la última aldea del Estado español que queda por conquistar".

Por otra parte, aseguró que quienes dicen que sindicatos como ELA hacen "política" tienen tres objetivos en Euskadi, uno de ellos el de "acompañar a la patronal y la administración". Además, manifestó que tienen una visión "centralista", que busca que no se pueda negociar "nada" en cualquier ámbito por debajo del Estado.

CCOO Y UGT "ANGELES GUARDIANES"

En este sentido, manifestó que CC.OO. y UGT son los "ángeles guardianes de la concepción más centralista de las posibles que existen en el Estado". "CC.OO. y UGT, en este modelo con la patronal española, con la vasca y con el Gobierno español tienen muy claro que hay que uniformizar el Estado, que la Comunidad autónoma vasca tiene que ser una más" del "café con leche para todos" que se diseño. "Ahora viene eso", afirmó.

Muñoz indicó que su sindicato está "absolutamente en contra" y afirmó que el diálogo social es de "cartón piedra". En este sentido, tras manifestar que está "vacío", aseguró que ELA "no va a acudir a esos escenarios con esos objetivos".

El dirigente sindical afirmó que, mientras que los gobiernos sigan dando a la patronal "todo lo que quiere", el diálogo social está "tocado del ala".

"La pregunta que hay que hacer a los que viene es qué están ustedes dispuestos a hacer en contra de una concepción del mundo del trabajo en donde la patronal tiene patente de corso para hacer lo que le venga en gana. Qué está dispuesto a hacer el Gobierno contra una patronal que actúa así", preguntó Muñoz al nuevo Ejecutivo vasco.

SINIESTRALIDAD

Por otra parte, Muñoz aseguró que, "en la medida de que el trabajo se construya sobre la precariedad", será "imposible" reducir los accidentes de trabajo.

Muñoz afirmó que hay que abordar las causas de la siniestralidad que son objeto de un "conflicto" entre las posiciones de los sindicatos y la patronal, que "no quiere reducir la temporalidad, no forma e impone los ritmos de trabajo".

El dirigente sindical aseguró que se ha construido un "montaje precario" para "dar a la patronal lo que quiere". Muñoz indicó que la patronal está en una situación "tremendamente cómoda" porque "sabe" que los gobiernos plantean medidas para "privilegiarles".

Muñoz denunció que los gobiernos "no quieren" perseguir el "fraude" en la contratación de los trabajadores y tampoco quieren "obligar" a que se cumpla la Ley de Prevención de Riesgos laborales, ni "sancionar" a quien incumple la ley.