OSTA cree que propiciar reformas laborales es "imposible" y supondría "una declaración de guerra a los trabajadores"

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Organización Sindical de Trabajadores de Aragón (OSTA), José María Pina, valoró hoy que propiciar reformas laborales ahora, en el marco de una crisis económica "salvaje" y que "será larga", es "imposible, porque supondría una declaración de guerra a los trabajadores".

Además, "no viene ni a cuento ni tiene sentido hablar de despidos y de lo que se habla", sino que para superar la crisis se deben estudiar "los proyectos de futuro, incidir en la protección social, no doblegar nuestros derechos y generar confianza en el futuro".

Pina se expresó en estos términos tras participar en la Asamblea General de OSTA, celebrada hoy en el Centro de Historia de Zaragoza y en la que han participado unos 200 de sus 500 delegados. En el encuentro se han abordado los puntos que el sindicato quiere destacar con motivo del Día del Trabajo, el próximo 1 de mayo, jornada a la que OSTA acudirá bajo el lema 'Exigimos soluciones sostenibles'.

En declaraciones a Europa Press, José María Pina insistió en que, ante la crisis, es momento de buscar soluciones para que "cuando superemos esta situación estemos en condiciones de crear más empleo", algo que "hasta ahora los gobiernos no han hecho".

En este sentido, criticó "severamente" al Gobierno central y al Ejecutivo aragonés porque están "repitiendo esquemas del siglo XX y estamos en el siglo XXI", por lo que se han de adoptar medidas distintas.

Así, y teniendo en cuenta las cifras del paro, el sindicato exige que se fomente "la protección social al máximo, no retroceder en nuestros derechos y conquistas y, a partir de ahí, buscar soluciones sostenibles de futuro", porque "queremos un Aragón sostenible, que base su tejido productivo en el desarrollo industrial, en las posibilidades del agua y el reciclado, en las salidas a Europa y en alcanzar las máximas cotas de autogobierno".

Además, "entendemos que la deuda histórica con Aragón se debe pagar ya, que nos paguen lo que nos deben", aseveró, para reiterar que "deben establecerse acuerdos que posibiliten desarrollar los grandes proyectos de Aragón", entre ellos las obras del Pacto del Agua y las conexiones con Europa a través de la línea del Canfranc, para que, de este modo, "nuestras empresas sean competitivas y se genere un área de desarrollo y empleo".

CANFRANC

Respecto a la línea ferroviaria del Canfranc, y tras conocer que se plantea la realización de nuevos estudios sobre este proyecto, José María Pina valoró que "los estudios que hay son suficientes". Estos informes ya "establecen que esa línea es rentable", un proyecto que, a su juicio, "es el gran proyecto en el que Aragón debe volcarse".

Pina instó a "no entrar en la mecánica del presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que apuesta por la conexión con Francia a través de un túnel central, una obra megalómana que en tiempos de crisis no habrá país que haga".

En su opinión, "eludir el Canfranc y buscar remedios insalvables a 50 años vista es un despropósito", porque esta línea ferroviaria, en un menor tiempo, "garantizaría el empleo y vertebraría la Comunidad autónoma de Norte a Sur", concluyó.