Sánchez Presedo y los sindicatos gallegos abogan por "cambiar el modelo económico" y por una Europa "más social"

UGT, CC.OO. y CIG destacan la "importancia" de la cita electoral en el actual contexto de crisis y piden "empleo estable y de calidad"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

El candidato del PSdeG al Parlamento europeo, Antolín Sánchez Presedo, se reunió hoy con representantes de los tres sindicatos gallegos --UGT, CC.OO. y CIG-- y todos ellos coincidieron en la necesidad de "cambiar el modelo económico" y lograr una Europa "más social".

En declaraciones a los medios antes de la citada reunión, el socialista justificó la convocatoria en que "los problemas de los trabajadores deben ocupar la atención de los candidatos en la campaña para las elecciones europeas".

Así, avanzó que se abordaría "la crisis, su repercusión en el empleo y la importancia de que no se debiliten los derechos de los trabajadores ni la protección social"; la necesidad de que el nuevo modelo "se consiga a través de la concertación social"; y la consecución de una Europa "equitativa socialmente y responsable medioambientalmente".

Por su parte, los representantes sindicales reivindicaron la creación de "empleo estable y de calidad", por unificar a nivel europeo los "mecanismos de protección social" y la "importancia" de estas elecciones en el actual contexto de crisis económica.

MODELO "SOLIDARIO"

Para el secretario xeral de UGT-Galicia, José Antonio Gómez, es "necesario" que la economía "funcione de acuerdo con las necesidades de la sociedad".

"El mercado no puede dar justicia social, porque actúa en base a la capacidad económica, pero las necesidades humanas no pueden atenderse a través del mercado", defendió, y aludió a la protección de las personas en casos como la dependencia y la discapacidad, entre otros.

Por ello, reivindicó un modelo económico "basado en la solidaridad", tras evidenciar que "los que confiaron en sistemas de pensiones individuales, hoy están desamparados debido a la caída bursátil". "El mejor sistema es diseñar estándares comunitarios, evitando retrocesos en aquellos países con mayores cuotas de bienestar", opinó.

"NOS JUGAMOS MUCHO"

Por su parte, el secretario xeral de CC.OO.-Galicia, Xosé Manuel Sánchez Aguión, recalcó la "importancia" de las elecciones europeas en el actual contexto de crisis.

"Los trabajadores nos jugamos mucho", insistió, aludiendo a la 'Directiva Bolkestein' --que plantea que los trabajadores cobren según el convenio de sus países-- y a la que promulgaba jornadas laborales de 65 horas semanales, que fueron paralizadas "gracias a la unión de los partidos de izquierdas".

Por ello, consideró que "de la correlación de fuerzas del próximo Parlamento europeo, dependerá que estas propuestas no se vuelvan a plantear". "Hay que abandonar la Europa de los mercaderes", sentenció, y apostar por la creación de "empleo estable y de calidad".

EUROPA "SOCIAL"

Por último, el responsable nacional de Finanzas de la CIG, Ramiro Oubiña, lamentó que la crisis "la están pagando los trabajadores", pero alertó de que "la situación estaría más agudizada" si se hubieran impuesto directivas como la de las 65 horas o la 'Bolkestein'.

Por ello y por la necesidad de "reivindicar una Europa social", consideró que estos comicios europeos "tienen un mayor grado de importancia" que en anteriores citas. "Hay que decir con claridad que el modelo no vale y que, forzosamente, hay que ir a otro modelo social", concluyó.