Sindicatos consideran "negativo" que se "imponga" la libre elección de idioma en las oposiciones "sin el apoyo sindical"

CC.OO y CIG abogan por celebrar una reunión y estudiar "acciones conjuntas" y UGT desecha realizar movilizaciones "en un principio"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CC.OO, UGT y CIG consideraron hoy "negativo" y una "imposición" el anuncio de la Xunta de Galicia de que reformará la Ley de Función Pública para garantizar la libre elección de idioma a los opositores y "sin contar con el apoyo sindical".

Así, en declaraciones a Europa Press, los responsables sindicales de CC.OO-Ensino y CIG emplazaron a "mañana" y a la "posibilidad" de mantener contactos para "estudiar acciones conjuntas" en rechazo a la modificación del artículo 35 de la Ley de Función Pública, mientras que UGT descartó "en un principio" realizar algún tipo de movilización.

CIG

El secretario nacional da CIG Autonómica, Manuel Gallardo Canitró, explicó a Europa Press que el anuncio realizado hoy por el presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, es "una forma de decir que no habrá ningún tipo consenso" y que "romperá cualquier tipo de acuerdo con los representantes de los trabajadores".

"Hablaba en su campaña que iba buscar el consenso, el gobernar sin colores políticos y para todo el país, y la primera y única acción de gobierno es romper cualquier consenso con representantes del 90 por ciento de la función publica", criticó.

CC.OO.

La secretaria xeral de CC.OO.-Ensino, Machús Fernández, consideró "negativa y preocupante" la actitud del Ejecutivo gallego al tomar una decisión de ese calado "sin el apoyo sindical". "Nos parece peligroso que se adopte estas decisiones a pesar de que los agentes sociales y sindicales nos oponemos a esta medida", lamentó.

Por otro lado, señaló que aún no estudiaron emprender ninguna medida pero emplazó a explicitarlo mañana, cuando "seguramente" celebrarán una reunión.

UGT

Por su parte, el responsable de Administración Autonómica de UGT-Galicia, José Francisco Núñez, consideró "negativa" la decisión de la Xunta pero aclaró que "no es la piedra angular en la defensa de nadie" y emplazó a "seguir adelante" y trabajar "por los intereses de los trabajadores".

Asimismo, avanzó que en principio se "desmarcan de hacer movilizaciones pero añadió que si les "convocan" --el resto de fuerzas sindicales-- a la Mesa de Negociación y se expone la posibilidad "se valorará si sí o si no"