Sindicatos continúan su encierro al no lograr avances con la patronal del metal y mañana celebrarán una asamblea

La CIG no descarta que se presente un calendario de movilizaciones si no hay progresos en la negociación

VIGO, 22 (EUROPA PRESS)

Los miembros de la comisión negociadora del convenio del sector del metal en la provincia de Pontevedra, de los sindicatos CIG, CC.OO. y UGT, permanecerán encerrados en la Delegación de la Consellería de Traballo en Vigo --en la sede de la Xunta en la ciudad olívica-- al no haber logrado avances en un breve encuentro celebrado hoy con la patronal y, además, han convocado para mañana una asamblea de delegados en la que analizarán la situación.

En la tarde de hoy --después de que los sindicatos comenzaran su encierro para urgir una nueva reunión para continuar negociando y de que el delegado provincial de Traballo en funciones, Pedro Borrajo, hiciese gestiones para contactar con la patronal-- representantes de los empresarios acudieron a las instalaciones de la Xunta y mantuvieron un encuentro durante una media hora con los sindicatos.

Según explicaron fuentes sindicales a Europa Press, la parte empresarial "se mantuvo" en la propuesta formulada ayer, es decir, un convenio de dos años de vigencia y el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores --sin concretar cómo--, así como la regulación de la jornada.

Por ello, los sindicatos, que demandaron una mayor concreción en las propuestas patronales respecto al salario y jornada y abogan por una vigencia de un año, lamentaron que en la reunión de esta tarde no se hubiesen producido avances, ya que los empresarios alegaron que "no estaban en condiciones" de poder adelantar la próxima reunión de la mesa negociadora, prevista para el próximo martes.

MOVILIZACIONES

El responsable de CIG-Metal, Miguel Anxo Malvido, explicó que, ante la falta de resultados, y tras haber mantenido una asamblea de delegados sindicales en la que se informó de la reunión de hoy, la comisión negociadora permanecerá en el encierro indefinido. Asimismo, se ha convocado una nueva asamblea para mañana a las 18.00 horas y, de no haberse logrado progresos hasta ese momento, confió en que "se presente un calendario de movilización".

Por su parte, el portavoz de UGT, Diego Atanes, afirmó que el convenio "tiene que ser una prioridad para todos" y lamentó la "paralización" de las negociaciones, que achacó a la patronal. Así, criticó a los empresarios por haber dicho en el encuentro de hoy que no podían adelantar, por "problemas de agenda", la convocatoria de la reunión de la mesa negociadora prevista para la próxima semana.

Asimismo, también hizo un llamamiento a que las instituciones se involucren y acudan a mediar, y recordó la labor realizada hoy por Pedro Borrajo.

En cuanto a la posibilidad de concretar movilizaciones en la asamblea de mañana, Atanes explicó que "no existe una propuesta cerrada" entre las tres centrales y apuntó que las decisiones se irán asumiendo "según evolucione" la situación. No obstante, mostró su esperanza en que "algo se mueva" en un corto plazo de tiempo y, de esta forma, puedan progresar las negociaciones.

En este mismo sentido, el representante de CC.OO., Emilio Docampo, aseguró que los sindicatos "mantienen los teléfonos abiertos" para poder continuar la negociación con los empresarios; por lo que confió en que "haya una nueva reunión" antes de tener que hablar de movilizaciones.