SOS se reunirá con UGT para explicar el futuro del grupo tras los cambios en la presidencia

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

La Federación Agroalimentaria de UGT-Andalucía anunció hoy que se reunirá el próximo 21 de mayo con el Grupo SOS, después de la petición del sindicato a la empresa tras los ceses de Jesús y Jaime Salazar como presidente y vicepresidente de la compañía, respectivamente.

Según indicó UGT-A en una nota, el secretario de FTA UGT-A, Pedro Marcos, se reunirá con representantes de la empresa para conocer si el cambio en la presidencia afectará de alguna manera a las fábricas andaluzas.

Marcos anunció que espera que "en dicho encuentro se explique con exactitud cuál va a ser el futuro del grupo y se analicen las posibles consecuencias en el proyecto empresarial", que confió en que no afecte a los trabajadores.

El secretario general de la FTA UGT-A apuntó que "el grupo SOS es de vital importancia en nuestro mercado ya que cuenta con varias empresas importantes tales como Carbonell en Córdoba, Koipe en Andújar y la fábrica de aceitunas Acyco en la localidad sevillana de Dos Hermanas, tras la venta de la jiennense Cuetara a Nutrexpa, afianzándose como segundo grupo alimentario de España".

El sindicato ya había anunciado a Europa Press que iba a pedir una reunión con los responsables de SOS para conocer de qué manera afectará al empleo y a las líneas de actividad la nueva dirección de la empresa, después de que el consejo de administración acordara cesar en sus funciones al presidente y vicepresidente de la compañía, los hermanos Jesús y Jaime Salazar, y revocarles los poderes que ostentaban hasta la fecha como consejeros delegados.

En la reunión que se celebrará la próxima semana pedirán explicaciones sobre de qué forma puede afectar la nueva situación del grupo agroalimentario al empleo, ya que "si la nueva dirección toma una decisión que afecte al proyecto empresarial, se verá afectado el empleo". Por ello, tras la nueva situación, el sindicato quiere saber "en qué medida tiene la empresa intención de cambiar su política y si van a vender o comprar actividades y áreas de negocio, y de qué forma afectarán estas decisiones de carácter empresarial en el empleo".

Marcos recordó que esta empresa era el segundo grupo alimentario de España "pero algunas de sus divisiones las han ido vendiendo, algo que no nos ha gustado mucho, aunque se posicionarán mejor en el aceite y el arroz". De esta forma, dentro de las desinversiones, la compañía se desprendió también a finales de 2008 de su división de galletas Cuétara, que adquirió Nutrexpa por 197,7 millones de euros, y de su participación del 60% en la empresa de caramelos Interván ('Pictolín' y 'Café Dry'), por seis millones de euros.