Toxo urge a Zapatero a debatir ya nuevas medidas de protección a los parados

  • Madrid, 14 may (EFE).- El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, instó hoy al presidente del Gobierno a llamar "hoy mismo" a los sindicatos y a las patronales para discutir "rápidamente" en la mesa del diálogo social nuevas medidas de protección a los desempleados, necesarias "hoy y no pasado mañana".

Madrid, 14 may (EFE).- El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, instó hoy al presidente del Gobierno a llamar "hoy mismo" a los sindicatos y a las patronales para discutir "rápidamente" en la mesa del diálogo social nuevas medidas de protección a los desempleados, necesarias "hoy y no pasado mañana".

Así lo aseguró durante su discurso en la primera euromanifestación que ha congregado en Madrid, según datos de la organización, a más de 50.000 trabajadores y sindicalistas de España, Andorra, Francia, Italia y Portugal.

Bajo el lema "Combatir la crisis. Lo primero el empleo", miles de manifestantes han cortado durante tres horas el paseo de la Castellana y la calle Alcalá para exigir una "Europa social" que garantice los derechos laborales.

Los secretarios generales de CCOO, UGT, USO y la Confederación Europea de Sindicatos (CES) reclamaron a todos los gobiernos europeos un plan de rescate o un pacto social que impulse el empleo ante la grave crisis económica internacional.

Así, mientras Toxo pedía al Ejecutivo que se "ponga al tajo, y a la tarea en el diálogo social", el secretario general de UGT, Cándido Méndez, exigía al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que "los discursos se traduzcan en hechos".

En este sentido, el dirigente de UGT lamentó la "omisión" de Zapatero de no anunciar nuevas medidas en favor de los desempleados durante el debate sobre el estado de la nación y dijo que esta "laguna" se debe "cubrir" en el marco del diálogo social.

Méndez apuntó que los discursos dejan una "huella política" que desaparece con el tiempo y advirtió de que para salir de la crisis el Gobierno debe estrechar lazos de cooperación con las comunidades autónomas "en torno al diálogo social" y tener "unidad institucional".

El secretario general de UGT valoró la "fuerza democrática y la autoridad moral" que demostraron hoy los trabajadores con esta manifestación, que "no sólo han venido a parar golpes" -dijo- sino a exigir "un cambio de rumbo en el proceso de construcción europeo".

Criticó una Comisión Europea "esclerótica" e "impotente" frente a la crisis e hizo un llamamiento a la participación de los trabajadores en las próximas elecciones europeas del 7 de junio para "acabar con los sistemas neoliberales".

En el mismo sentido se pronunció el dirigente de CCOO quien pidió el voto "masivo" contra las políticas de derecha de la Unión Europea y dijo que Europa debe tomar la iniciativa con una "sola voz" y asumir su liderazgo.

También el secretario general de USO, Julio Salazar, defendió durante su intervención un modelo europeo social que prime la "cohesión" y el "empleo digno y los derechos de los ciudadanos".

Salazar valoró la masiva afluencia a la manifestación que dijo ha resaltado los valores de la "unidad, el internacionalismo y la solidaridad".

Los manifestantes marcharon desde la plaza de Colón hasta las cercanías de la Puerta del Sol muy lentamente y en un ambiente festivo tocando tambores y sirenas y, en ocasiones, con el fondo musical de la Oda a la alegría, himno de la Unión Europa.

En las pancartas se podían leer lemas: "Parados moveos juntos podemos", "Ya ni estafan, chupan impuestos" o "Frente a la crisis: empleo estable, protección social y subidas salariales".

Además los trabajadores de empresas afectadas por Expedientes de Regulación de Empleo, como Arcelor Mittal o Trident, también acudieron a la movilización, que iniciaba su marcha con una gran pancarta portada por un grupo de pensionistas que reivindicaban sus derechos.

El presidente de la CES, John Monks, fue el encargado de clausurar la euromanifestación con la petición a los trabajadores de "salvar a Europa de las políticas proteccionistas y conservadoras" y con el llamamiento a un plan de rescate único "centrado en los empleos y no sólo en los bancos".