Toxo y Méndez piden un 1 de mayo "masivo" y acusan a CEOE de "saltarse el guión" del diálogo social

Reprochan a la patronal que haya recurrido al Parlamento para sacar adelante sus propuestas anticrisis y piden al Gobierno más impulso

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, llamaron hoy a los trabajadores a echarse a la calle el próximo 1 de mayo, Día del Trabajo, para decir "basta" a aquellos que quieren hacer recaer sobre sus espaldas los efectos más duros de la crisis económica.

En rueda de prensa para presentar el manifiesto del Día del Trabajo, que los sindicatos conmemorarán a través de más de 100 actos conjuntos, 70 de ellos manifestaciones, los dirigentes de CC.OO. y UGT señalaron que este 1º de mayo es el más importante de los últimos 15 años por la situación que atraviesa la economía española, y de la que, según criticaron, algunos, como la CEOE, quieren "sacar tajada".

En este sentido, Toxo y Méndez denunciaron que la organización empresarial "se ha saltado el guión" y está suplantando el diálogo social por los Grupos Parlamentarios, a los que ha hecho llegar todo un conjunto de propuestas que, de ver de luz, no harían sino agravar aún más la destrucción de empleo.

"Es contraproducente que la CEOE haya tenido la determinación de dirigirse al Parlamento para pedir que en la tramitación del proyecto de ley de medidas urgentes contra el paro se incorporen una serie de iniciativas. Esa no es la vía del diálogo social, es la vía del 'lobby', de la presión, no la del interlocutor social", se lamentó Méndez. A Toxo, por su parte, le molesta que la patronal "haya saltado del diálogo social al Parlamento" para intentar aprovechar la situación de "mayorías móviles" que ahora mismo hay en la Cámara.

Entre iniciativas que la patronal quiere sacar adelante se encuentra la implantación de un contrato dirigido a parados y empleados temporales, que tendría una vigencia de hasta dos años y una indemnización de 8 días de salario. Los trabajadores que suscribiesen este nuevo contrato tendrían una consideración de "indefinidos no fijos".

LA CEOE DEBE VOLVER AL REDIL. Para Toxo y Méndez, lo único que se conseguiría con este contrato es "universalizar" la precariedad laboral y dar "carta de naturaleza" a la contratación temporal, "legalizando" el fraude que se está cometiendo con este tipo de modalidad contractual. Tampoco están a favor de la petición de los empresarios de rebajar tres puntos las cotizaciones sociales a la Seguridad Social, una medida que, de salir adelante, acabaría por conducir al sistema a una situación deficitaria en un plazo breve de tiempo.

Como no les gustan estas propuestas ni que la CEOE haya recurrido al Parlamento en vez de al escenario que era más propio, el del diálogo social, los sindicatos quieren entrevistarse con las fuerzas políticas de la Cámara, para expresarles su preocupación e inquietud por estas iniciativas empresariales. De momento, esta tarde se verán las caras con representantes del Grupo Parlamentario Socialista y tienen previsto reunirse próximamente también con el PP. Además, invitaron a la CEOE a 'volver al redil' para poder sentarse a negociar con el Gobierno, cuanto antes, las materias acordadas en la declaración de La Moncloa del 29 de julio de 2008. Los sindicatos creen que, si todos las partes hacen un esfuerzo y los diferentes ministerios colaboran (diálogo social reforzado), hay tiempo para producir acuerdos antes de que la declaración cumpla su primer aniversario.

MÁS POLÍTICAS PÚBLICAS, AUNQUE DESCANSEN SOBRE EL DÉFICIT.

Sin embargo, no es sólo la actitud de la CEOE la que está enturbiando el proceso de diálogo social. Los líderes sindicales echan en falta un impulso por parte del Gobierno y esperan que la remodelación del Ejecutivo les dé esta satisfacción.

Tanto Toxo como Méndez no ocultaron que el diálogo social atraviesa dificultades y consideran que debe producirse un "salto cualitativo" para empezar a discutir ya el cambio de modelo productivo y asentarlo en actividades de más valor añadido. De momento, el próximo 6 de mayo se reunirá la Comisión de Seguimiento del diálogo social, en la que está previsto hacer una evaluación del Plan E. Pero el cambio de modelo económico es algo que, aunque los sindicatos quieren empezar a negociar sin dilación, entienden que no es lo más inmediato. Para Toxo y Méndez, la actual situación económica requiere que las personas, especialmente las que peor lo están pasando, como los parados o aquellos que no tienen ningún ingreso, sean la prioridad.

En este sentido, y así lo volverán a exigir en la manifestación del viernes, Toxo y Méndez abogaron por adoptar medidas para evitar que crezca la pobreza y la exclusión social, situación en la que, según dijeron y tal y como sostiene el Ministerio de Trabajo, tienen mucho que decir las comunidades autónomas, que deben jugar un papel complementario, concediendo salarios sociales o rentas de inserción a las personas que no reciban ninguna prestación o ayuda al desempleo.

Los dirigentes sindicales señalaron que, para frenar la "galopante" situación de destrucción de empleo, "es el tiempo de las políticas públicas", aunque éstas tengan que descansar sobre un mayor déficit público. Asimismo, insistieron en la necesidad de que la banca abra el grifo de los créditos a familias y empresas, especialmente pymes y autónomos, para que el consumo pueda reactivarse y tire así de la economía y del empleo.

Sus principales reivindicaciones quedan perfectamente resumidas en el lema que han elegido este año para los actos del 1º de mayo, 'Frente a la crisis: empleo, inversión pública y protección social'. La manifestación central del 1º de mayo, en la que estarán Toxo y Méndez, arrancará de la Plaza de Neptuno a las 12.00 y concluirá en la Puerta del Sol.