Tranquilidad y ambiente festivo en el inicio de los encierros en los centros educativos convocados por sindicatos

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La tranquilidad y el ambiente festivo están marcando los encierros que están manteniendo esta tarde la comunidad educativa de los centros públicos de un total de 33 localidades repartidas por toda la región, tras la convocatoria de los cinco sindicatos mayoritarios del Sector Educativo en Madrid: CC.OO., FETE-UGT, CSI-CSIF, STEM, y CSIT-UP.

El objetivo es muy claro y directo, y supone la continuidad de las movilizaciones que los sindicatos llevan realizando durante todo el curso escolar: Por la Enseñanza Pública, no a la privatización de la escuela; por la negociación de un acuerdo educativo con la Administración regional, y por la dignificación de los profesionales de la Enseñanza Pública.

Según explicó a Europa Press el coordinador de CC.OO. del Área Territorial Oeste, Ángel Álvarez, en su zona, los encierros están siendo un "éxito" con alta participación por parte tanto de profesores como de padres y alumnos. Es el caso del colegio El Raso, en Moralzarzal, donde ha llegado a haber encerrados a principios de la tarde casi 200 personas.

En la noroeste de la región se han producido 17 encierros en localidades como San Lorenzo de El Escorial, Guadarrama, Valdemorillo o Villalba. En concreto, son cuatro institutos, 12 colegios de Infantil y Primaria, y un centro de adultos, el Pontón de Villalba, que esta noche realizará "un velatorio por la muerte de la escuela pública".

Se trata de una manera "muy original", relata Álvarez, quien explicó que celebrarán una especie de funeral medieval como manera de reivindicar más ayudas y atención a la enseñanza pública, una materia, a su juicio, "deteriorada" por el Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Se desconoce, de momento, hasta cuando estarán encerrados, aunque lo normal es que los padres dejen el encierro a última hora, mientras que otros han acudido con tiendas de campaña dispuestos a pasar allí la noche. En estos momentos, están merendando, pero ya a primera hora se han organizado actividades culturales, títeres y malabares.

Es una imagen muy diferente a los encierros fallidos que hubo hace dos meses aproximadamente, cuando varios profesores y padres intentaron encerrarse en varios centros, que estaban cerrados a cal y canto para evitar que entraran.

En esta ocasión, todo está transcurriendo de manera pacífica, ya que los propios sindicatos han mandado un correo con orientaciones --para saber, por ejemplo, quien puede ejercer como portavoz, o qué hacer en caso de problemas con la policía local--.