UGT pedirá responsabilidades a Educación por los "graves perjuicios" que provocará la adjudicación telemática

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El sindicato FETE-UGT anunció hoy que pedirá responsabilidades a la Conselleria de Educación por los "graves perjuicios" que, en su opinión provocará la adjudicaicón telemática a los maestros interinos y sostuvo que la provisión de puestos de trabajo es "algo tan serio que no permite aventuras de resultado incierto y, sí, altas dosis de mesura y sentido común". Las responsabilidades se pondrán plasmar en "acciones legales o políticas, colectivas e individuales", según los resultados reales de los actos de adjudicación, advirtió FETE-UGT.

Según indicó el sindicato en un comunicado, tras el análisis que han hecho de la adjudicación telemática sus simpatizantes y afiliados, "exigirá responsabilidades a la Conselleria por los graves perjuicios que pueda ocasionar" ya que entiende que la Administración "debe ser eficaz y eficiente en sus acciones y que debe promover las condiciones para el ejercicio de los derechos generales de los ciudadanos y remover los obstáculos que impidan o dificulten estos derechos".

Para FETE-UGT, la adjudicación prevista "puede originar trastornos y perjuicios a los participantes, derivados de verse obligados a ampliar sus peticiones para tener la seguridad de que se les pueda adjudicar una vacante, de no poder concretar al máximo sus peticiones o del retraso previsible de conocer la plaza adjudicada".

"Todo esto sin contar con los posibles errores informáticos, que ya han existido en la única adscripción realizada por este sistema", señaló. Por todo ello, agregó que si estos "desajustes o trastornos" se llegan a producir, UGT "responsabilizará a la Conselleria, pues ha tomado esta decisión sin el consenso de los sindicatos en la Mesa Sectorial, ya que casi parece una decisión personal de un alto cargo" del departamento.

FETE-UGT reconoció que otras autonomías como Cataluña, Castilla-La Mancha o la Rioja, tienen establecido este sistema, pero consideró que es "el peor momento para ponerlo en marcha en nuestra Comunidad". "No es el momento adecuado para hacer modificaciones en los sistemas de adjudicación de plazas del profesorado, porque es precipitado, falta información previa, falta experimentación en el procedimiento y falta previsión y, además, las circunstancias de este año aumentan la dificultad para la puesta en marcha de un proceso informático de adjudicaciones", manifestó.

En esta línea, hizo hincapié en que los interinos del cuerpo de maestros y los funcionarios provisionales "van a tener, como mínimo, 800 plazas menos a elegir, ya que los puestos del primer ciclo de ESO quedan reclasificados/transformados en puestos de trabajo del Cuerpo de Enseñanza Secundaria y, por lo tanto, no se ofrecerán estas plazas en las adjudicaciones". Asimismo, añadió que desconocen "cómo se resolverá este problema en los 36 Colegios de Infantil-Primaria que transitoriamente imparten el primer ciclo de ESO y que los maestros, hasta ahora, completaban carga lectiva y, además, los de centros de Formación de Personas Adultas que estaban en las mismas circunstancias".

Como consecuencia del menor número de vacantes que se ofrecerá, los participantes tendrán que "ampliar las áreas o subáreas de sus peticiones y, por lo tanto, acertarán menos en su solicitud, produciéndose desajustes en relación con las especialidades y con la proximidad a la residencia habitual". A esta situación se une "el gran número de procesos de provisión que tiene la Conselleria de Educación abiertos en este momento, sin terminar, y que dificultan en extremo que este nuevo procedimiento, que sería el último en resolverse dentro de estos procesos, lo fuera con garantías de éxito".