UGT y CC.OO. en Aragón se concentran mañana para reclamar un nuevo convenio colectivo para el sector de Metal

ZARAGOZA, 20 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos MCA UGT Aragón y la Federación de Industria de CC.OO. Aragón se concentran mañana, 21 de mayo, a las 11.00 horas, a las puertas de la sede de la patronal de metal en Zaragoza ante la actitud de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza (FEMZ) en la negociación del convenio colectivo provincial para 2009.

A juicio de UGT, la patronal "pretende incumplir" el Acuerdo Nacional de Negociación Colectiva, que ha regido durante los últimos seis años en este sector y que establece que los incrementos salariales para años venideros se realice con el IPC previsto, que es del dos por ciento.

Según informaron en un comunicado, la FEMZ pretende aplicar inicialmente un incremento en los salarios un 0,7 por ciento en 2009, revisable a 31 de diciembre hasta el límite del IPC real.

Los sindicatos quieren manifestar mañana su disconformidad con la propuesta, ya que "el sector en los últimos años ha obtenido grandes beneficios que no han repercutido de igual forma en los salarios de los trabajadores". Ahora, en el actual contexto económico, UGT y CC.OO. son conscientes de que "hay que establecer propuestas realistas y mesuradas", pero rechazan que los trabajadores tengan que soportar el peso de esta crisis.

Los sindicatos quieren poner de manifiesto que "los salarios no han sido causantes de la crisis", ya que en los últimos 30 años, estos han crecido un 0,5 por ciento por encima del IPC real. El salario medio bruto, según tablas, en el convenio provincial del metal de un trabajador es de 14.700 euros anuales.

RECHAZO DE OSTA

Por su parte, la Organización Sindical de Trabajadores Aragoneses (OSTA) ha decidido no acudir a la protesta porque, según señalaron en un comunicado, tras cuatro meses de negociación y seis reuniones "no se han dignado a sacar hojas informativas para que todos los trabajadores sean conscientes de los avances de la negociación" y ahora convocan una protesta en horario laboral "a la que difícilmente van a poder acudir las más de 45.000 personas afectadas por este convenio".

A juicio de OSTA, estos sindicatos se han visto "desbordados y obligados a realizar una representación en forma de concentración" para cumplir con la imagen de la negociación, "pero nunca para presionar a una patronal que está intentando dar, con la excusa de la crisis, un tijeretazo al convenio colectivo".