UGT y CCOO creen que la huelga convocada por los sindicatos nacionalistas "no está calando en los trabajadores navarros"

PAMPLONA, 19 (EUROPA PRESS)

UGT y CCOO consideran que huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas para el próximo jueves en País Vasco y Navarra "no está calando entre los trabajadores navarros" y apuntan que "en la práctica totalidad de las empresas navarras las repercusiones previas de la convocatoria están siendo nulas".

Los dos sindicatos expusieron en un comunicado que todas las secciones sindicales de UGT y CCOO, así como los comités de empresa en que los dos sindicatos son mayoritarios, han rechazado participar en la huelga.

Ambas organizaciones señalaron que están realizando un seguimiento empresa por empresa para analizar las previsibles consecuencias de la huelga y, tras una primera valoración, dicen constatar que "la repercusión previa de la huelga está siendo muy escasa en el día a día de las empresas navarras, ya que no se han convocado asambleas, ni debates, ni se está trasladando información a los trabajadores para explicar los objetivos de dicha convocatoria".

Según CCOO y UGT, "los propios convocantes han puesto en evidencia su escasa capacidad de movilización, ya que solo han recogido la adhesión de delegados de un centenar de empresas de las más de 5.317 empresas con más de 5 asalariados que hay en la Comunidad foral".

"ESTRATEGIA DE MANIPULACIÓN"

Asimismo, los dos sindicatos criticaron las "estrategias de manipulación que están empleando las organizaciones convocantes para intentar buscar una mayor incidencia de la huelga" y, en concreto, reprocharon que se han repartido hojas informativas con la presunta adhesión de sindicalistas de UGT y CCOO a la huelga, "algo que es rotundamente falso ya que ningún afiliado ni delegado de ambas organizaciones han firmado tal adhesión".

Las dos centrales advirtieron de que "no es de recibo utilizar el engaño y la manipulación para intentar sacar adelante huelgas ajenas a los intereses de la clase trabajadora" y afirmaron que "resulta ridículo que las organizaciones convocantes, ante la poca repercusión que está teniendo la convocatoria, tengan que recurrir a falsear la realidad y manipular los logos de nuestras organizaciones para inventarse adhesiones a su huelga". "Estas acciones de usurpación de nuestras señas de identidad sólo ponen en evidencia su nula capacidad de convocatoria", apuntaron.

Asimismo, UGT y CCOO aseguraron que las organizaciones convocantes están solicitando a las empresas con expediente de regulación de empleo que éste les sea aplicado el jueves 21 de mayo, como en los casos de KYBSE o TRW, "con la única intención de manipular a la opinión pública trasladando un seguimiento ficticio de dichas empresas a la huelga". "En el caso de KYBSE, la dirección de la empresa se ha prestado a trasladar el ERE previsto para el día 29 al día 21", una actuación que ambos sindicatos consideraron "ilegal".

POSICIÓN DE UGT Y CCOO

Respecto a su posicionamiento ante la huelga, UGT y CCOO entienden que el paro general "no es en este momento la respuesta adecuada a la actual situación de grave crisis económica, que requiere, por el contrario, la adopción por parte de los poderes públicos de medidas que contribuyan a reactivar la actividad productiva y a generar empleo".

Además, afirmaron que "todavía es menos adecuada este tipo de respuesta, al tratarse de una huelga general de carácter local para hacer frente a una crisis global y mundial". "A problemas globales, respuestas globales. Y coordinadas. Los localismos no son la solución por mucha carga demagógica que tengan", advirtieron.

Asimismo, para CCOO y UGT esta convocatoria de huelga general tiene "un carácter claramente político, que no es otro que la pretensión de los sindicatos convocantes de que se visualicen sus reivindicaciones independentistas". "La convocatoria de huelga en los términos que se ha planteado no persigue un objetivo social o laboral claro y bien definido, y no se refiere ni a la defensa del empleo ni de los derechos de la clase trabajadora, sino a otros de naturaleza política", afirmaron.

Igualmente, sostuvieron que esta convocatoria "se ha hecho sin contar para nada con los sindicatos mayoritarios en Navarra, UGT y CCOO, y en términos de agresión hacia ambos sindicatos y el modelo sindical que representan".

Así, manifestaron que se trata de "una convocatoria de carácter excluyente, frentista y dirigida contra la mayoría de los trabajadores de Navarra que democráticamente nos han elegido para que les representemos". "La división y el enfrentamiento no pueden ser las vías para plantear ninguna solución", indicaron.

En cualquier caso, UGT y CCOO señalaron que "la huelga general es la herramienta más potente de la clase trabajadora y debe ser convocada con objetivos claros y una estrategia de gestión del resultado de la misma" y explicaron que no descartan la utilización de ninguna herramienta de acción sindical, incluida la huelga general.

En este sentido, afirmaron que "solamente las huelgas generales convocadas por UGT y CCOO han conseguido objetivos concretos, como la del 20-J que consiguió retirar el 'Decretazo' de Aznar, huelga que no fue secundada por los sindicatos nacionalistas".