UGT y CCOO piden reactivar la negociación colectiva y exigen responsabilidad social a los empresarios

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos UGT y CCOO en Andalucía pidieron hoy reactivar el Acuerdo Intercofederal de Negociación Colectiva 2009 y exigieron responsabilidad social a los empresarios.

El secretario de Análisis Económico de UGT-A, Roberto Marín, indicó que Europa Press que el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva 2009 es "primordial" para dar seguridad a los trabajadores y también a los agentes económicos y financieros, "sobre todo para garantizar el poder de compra de los trabajadores y la mejora de la protección a los desempleados".

UGT-A recordó que continúa reforzando la lucha contra el incremento del paro y la agresión permanente a las condiciones laborales, que debe empezar en el mismo ámbito en el que se producen, en el seno de las empresas y los centros de trabajo. Para ello, el sindicato sigue realizando una serie de movilizaciones con la intención de hacer llegar las reivindicaciones sindicales al conjunto de la sociedad y mostrar el desacuerdo con la desregulación que se está produciendo en el mercado de trabajo.

El sindicato advirtió que cualquier actuación encaminada a recuperar la actividad económica y el empleo por medio del abaratamiento de los costes laborales y la caída de los salarios va a generar "desconfianza e incertidumbre", por lo que puede "agravarse aún más la situación actual de la actividad económica y del empleo".

"Es necesaria la defensa de una negociación salarial que garantice la mejora moderada de los salarios y del poder adquisitivo real, tomando como primera referencia el objetivo oficial de inflación del dos por ciento fijado por el Banco Central Europeo", subrayó.

Por su parte, el secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, exigió un compromiso "urgente" para paliar los efectos de la crisis, que "cada vez son más graves y tienen en los trabajadores y a sus principales víctimas".

En ese sentido, Carbonero recordó que en España hay más de un millón de hogares con todos sus miembros en desempleo y que en Andalucía hay ya 944.000 personas paradas, lo que supone que una de cada cuatro en situación de trabajar está en el paro y, además, de ellas, un tercio se encuentran ya totalmente desprotegidas. "Es vital poner en marcha medidas que eviten esta tendencia al alza del paro, y para ello es necesario que gobiernos y empresarios actúen de manera rápida y eficaz", aseveró Carbonero, en un comunicado.

Por ese motivo, el sindicalista lanzó un mensaje a los empresarios emplazándoles a que asuman un mayor compromiso con la sociedad, "frenando la ola de despidos injustificados, tanto individuales como colectivos, que se están llevando a cabo por algunos con la excusa de la crisis, y reinvirtiendo parte de los grandes beneficios que han obtenido durante otra épocas de bonanza económica".

También al sector empresarial le exigió el líder de CCOO que "abandone la pretensión de abaratar el despido y de llevar a cabo una reforma laboral, porque no son las normas laborales las que han provocado esta crisis, sino la avaricia de unos pocos y la apuesta por un modelo económico que únicamente ha favorecido al mundo financiero y a la gran patronal".

Precisamente por ello, Carbonero pidió a los empresarios que "arrimen el hombro y le den un fuerte impulso a la negociación colectiva". "Vamos a exigir que la subida de los salarios sea del dos por ciento para que los trabajadores puedan mantener un nivel adecuado de consumo y se reactive el sector servicios", apostilló.

Por otra parte, CCOO instó al gobierno central a poner en marcha de manera "inmediata" las medidas anticrisis acordadas, así como las reformas necesarias para que la protección económica llegue a todas las personas en desempleo hasta que se les pueda garantizar un puesto de trabajo. Además, sobre este tema, Carbonero recalcó que "es el Ministerio de Trabajo, y no las comunidades autónomas con sus salarios de inserción, el que tiene que garantizar una protección digna a las personas".

Al gobierno andaluz el sindicato le ha pedido que "como principal reto" le dé respuesta a los impactos de la crisis, sobre todo, a los que están sufriendo las personas, y para ello CCOO le ha exigido porque es "imprescindible para ese objetivo", la máxima agilidad y el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Entre estos compromisos destacó el desarrollo de Plan Andaluz de Vivienda y Suelo "tanto en construcción de vivienda protegida como de rehabilitación", rapidez en la puesta en marcha de todas las obras contempladas en el Plan de Infraestructura e impulso decidido a la negociación del VII Acuerdo de Concertación Social donde se contemplen las medidas necesarias para reorientar el modelo de crecimiento "que nos permita superar la dependencia de la construcción residencial y recoja medidas suficientes para generar un empleo estable y de calidad".

Por último, CCOO recordó la importancia de fortalecer las Políticas Activas de Empleo que contribuyan a la inserción laboral de las personas desempleadas, así como de ampliar las políticas sociales mediante la mejora del sistema educativo y de salud, y de potenciar la industria y otros sectores más sostenibles que aporten valor añadido a la economía y a la sociedad en general.