UGT y CCOO saldrán a la calle el 1 de mayo para exigir "empleo, inversión pública y protección social frente a la crisis

OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos UGT y CC.OO saldrán a la calle el próximo 1 de mayor bajo el lema 'Frente a la crisis: empleo, inversión público y protección social'. Será una manifestación "muy especial en lo reivindicativo y a buen seguro que en lo participativo", porque así lo merece la situación, según las organizaciones que destacaron la "unión sindical como elemento clave".

La manifestación, que este año se celebrará en Mieres, fue presentada hoy en rueda de prensa por parte de los secretarios generales de UGT y CCOO, Justo Rodríguez Braga y Antonio Pino, respectivamente. Ambos coincidieron a la hora de exigir a los Gobiernos, entidades financieras y patronal mayor esfuerzo para salir de la crisis.

Entre las exigencias de los sindicatos "un gran pacto de legislatura frente a la crisis, que cuente con el Gobierno central, los sindicatos, la patronal y también con las comunidades autónomas", según explicó Pino. En este sentido, Rodríguez Braga destacó que es necesario una reunión del Ejecutivo de Zapatero con las diferentes comunidades en la que no sólo se aborde el tema de la Financiación autonómica sino también en la que se garantice la protección social.

"Es urgente y necesario reactivar el diálogo social y la negociación colectiva", dijo Braga, que insistió en que en "este recorrido es fundamental la unidad sindical".

Para UGT también es necesario poner en marcha un 'Plan Areces' que complemente el denominado 'Plan Zapatero', es decir un "crédito extraordinario que refuerce además el diálogo social" y que complemente el presupuesto de este año.

CRÍTICAS A LA PATRONAL.

Tanto UGT como CC.OO se mostraron especialmente críticos con la patronal y rechazaron de plano las "vergonzosas recetas" que proponen para salir de la crisis. "La solución a la situación de crisis no pasa por unas propuestas vergonzosas con las que se pretende aprovechar la situación de incertidumbre para pisarnos la cabeza y recortar aún más los derechos de los trabajadores", dijo Pino.

En este sentido Braga indicó que no se puede obviar que esta crisis no la han generado ni los trabajadores ni los salarios, por lo que exigió responsabilidades y un cambio de modelo.

Especial mención hicieron los sindicatos hacia ArcelorMittal, "la columna vertebral de la economía asturiana" que actúa "de manera impresentable". Así, exigieron que las administraciones actúen para lograr que la bajada de producción afecto lo menor posible a Asturias y los recortes no se lleven a cabo.

Pino destacó además la necesidad de exigir un compromiso de una fecha de referencia para el arranque del horno alto de Veriña que parará en el mes de mayo.

También hubo una llamada de atención hacia las entidades financieras, ya que a juicio de los sindicatos las propuestas para acabar con la crisis pasan por "acabar con el tapón que impide hacer llegar el crédito a las familias y empresas". Y en esto también tienen mucho que "hacer y decir" las administraciones.

"No puede ser que se sigan metiendo cantidades ingentes de dinero público para salvar las pérdidas privadas y que luego ese crédito no llegue a los ciudadanos", dijo Braga. Por ello insistió en reclamar "que se haga pública alguna entidad si es necesario", ya que manifestó que España es el único país sin una entidad financiera pública.