Una circular de UGT califica de "gravísimo" que Caja Badajoz siga una política de personal "burlándose de la legalidad"

MÉRIDA, 25 (EUROPA PRESS)

El sindicato UGT, a través de su Federación de Servicios, califica de "gravísimo" que Caja Badajoz practique una política de personal "burlándose de la legalidad y los derechos de los trabajadores", debido a despidos que se producen "sin causa ni justificación económica" en sucursales de fuera de Extremadura.

Ante dos recientes despidos producidos en Madrid, UGT anuncia que ha "decidido decir basta" y movilizarse "para denunciar la injusticia" y para "evitar que este goteo de despidos improcedentes se convierta en un ajuste de plantilla encubierto". El primer acto de protesta ya tuvo lugar el pasado día 12, cuando se produjo una concentración delante de la sede principal de Caja Badajoz en Madrid, recuerda UGT.

En una circular que Fes-UGT está distribuyendo a los trabajadores de todas las cajas de ahorros del país, bajo el título 'No a los despidos en Caja Badajoz', la federación sindical recrimina la que califica de "práctica fraudulenta" de la entidad financiera.

Explica UGT en su circular, recogida por Europa Press, que en los últimos tiempos, años 2008 y 2009, se han ido produciendo un "número significativo de despidos fuera de Extremadura, afectando fundamentalmente a directores y comerciales". "Normalmente se le comunica al compañero o compañera en cuestión un pliego de cargos en el que se le acusa de no haber cubierto las expectativas depositadas en él, en el momento de su contratación", explica Fes-UGT acerca del proceder de la caja.

"Se comparan las cifras de su oficina con otras de la caja intentando demostrar así que su rendimiento es inferior a la media y por último le acusan de que el volumen de negocio de su oficina ha caído sensiblemente (de un 20% a un 25%) con respecto al ejercicio anterior", precisa.

"DESFACHATEZ" Y "CINISMO"

UGT apostilla que "ninguna de las faltas imputadas figura en el Estatuto de los Trabajadores ni en el convenio del sector". "Pero esto --subraya el sindicato-- no le importa a la dirección de Caja Badajoz, por lo que junto a la carta de despido, en la que ya de antemano reconocen la improcedencia del mismo, le adjuntan cheque con la indemnización que legalmente corresponda".

Para UGT es "gravísimo que una caja de ahorros practique una política de personal semejante, burlándose de la legalidad y los derechos de los trabajadores, con el agravante de que uno de los despedidos es una compañera en período de lactancia".

"Porque imputar la responsabilidad del incremento de la mora a quienes no tienen la facultad de decisión (operaciones autorizadas por niveles superiores) nos parece una desfachatez rayana en el cinismo y que se considere falta muy grave la caída de un 20% o 25% del volumen de negocio es desconocer lo que está ocurriendo en el sector financiero", prosigue la circular.

"Esperamos con ansiedad los resultados del primer trimestre de Caja Badajoz, pues seguro que deben ser espectacularmente positivos y no pensamos que puedan haber decrecido por debajo del 20% o 25%, ya que de lo contrario el director general, que es quien fija las políticas de la entidad, debería autodespedirse en coherencia con la política que practica con sus empleados", agrega UGT.