USO asegura que Dragados Offshore no se preocupa de mejorar la producción o contratar nuevos proyectos

CÁDIZ, 27 (EUROPA PRESS)

El secretario provincial de USO en Cádiz, Alberto Pablos, calificó hoy de "legítimas" las movilizaciones emprendidas por los trabajadores de Dragados Offshore, culpando a la compañía de la conflictividad laboral existente debido a su "nefasta gestión", ya que "no parece preocuparse" de asuntos "tan graves" como la mejora de la producción en la planta, la contratación de nuevos proyectos o de la consecución de la satisfacción de los clientes con el fin de que vuelvan a contratar con la empresa.

En un escrito remitido a Europa Press, Pablos aseguró que la dirección de Recursos Humanos de la compañía "no está actuando con la intención de contribuir a crear un clima laboral favorable", aunque manifestó el interés de USO en que las relaciones laborales "se normalicen cuanto antes" apostando por "una solución dialogada".

En cualquier caso, consideró "legítimas" las movilizaciones de la plantilla --con paros parciales de una hora los lunes, miércoles y vienes-- puesto que están "luchando para defender sus derechos y su dignidad".

A su juicio, la empresa tiene un "gran interés" en que no se pague el plus de tóxicos, penosos y peligrosos ni los atrasos que corresponden a este plus. En contrapartida, la empresa propuso implantar una nueva prima de producción que, según Dragados Offshore, sería "más beneficiosa" para la plantilla. Sin embargo, en marzo "decidió unilateralmente no pagar esa prima", con lo que los trabajadores "ven reducidos sus ingresos sin mediar ninguna explicación".

MANEJOS POR MEDIO DE UN SINDICATO

Según explicó, el anterior comité de empresa era "llevado a su antojo, para beneficio de la empresa, por el sindicato SIT, que ni siquiera había concurrido a las elecciones sindicales" sin que Recursos Humanos pusiera "ninguna pega".

En nuevo comité de empresa, elegido en enero, "no resulta del agrado" de la compañía puesto que está presidido por USO y CSI-F ostenta la secretaría --cuatro miembros de USO, dos de CSI-F, tres de CCOO y cuatro de SIT--.

Entre los motivos de la discordia, destacó que, "a excepción de SIT", los trabajadores y el resto de sindicatos "no están por la labor de renunciar" a ese plus de tóxicos que "les corresponde por lo dispuesto en el convenio colectivo y por lo fallado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)". Sentencia que, por cierto, fue recurrida por la empresa ante el Supremo "sin entrar a negociar las condiciones de trabajo y económicas de los trabajadores".

Además, criticó que en abril "la empresa hizo un llamamiento a los trabajadores, a través de SIT", anunciando que quienes quisieran cobrar la prima de productividad y los atrasos tendrían que firmar un documento en el que se comprometían a no reclamar el plus de tóxicos, penosos y peligrosos.

Asimismo, reprochó a Dragados Offshore que trate de culpar a los trabajadores de esta situación y de "poner en riesgo la carga laboral" con sus movilizaciones, cuando "parece no preocuparse" de asuntos como la mejora de la producción o la consecución de nuevos contratos.

Finalmente, apuntó que están dispuestos a continuar con las movilizaciones y a tomar las medidas que sean oportunas "para defender los puestos de trabajo y la dignidad de los trabajadores", aunque deseó encontrar "una solución dialogada que beneficie a todo el colectivo, tanto a la empresa como a sus trabajadores".