Almería.-Diputación impulsa el proyecto Agenda 21 para promover el desarrollo sostenible en la provincia

ALMERÍA, 11 (EUROPA PRESS) La Diputación Provincial de Almería presentó hoy el proyecto Agenda 21 al que se han acogido diez municipios de la provincia mediante el cual se pretende crear planes de sostenibilidad y desarrollo así como incrementar la conciencia medio ambiental de los ciudadanos a través de las propuestas que realice la futura Comisión de Participación que conformará diferentes entes políticos, sociales y económicos de Almería. En rueda de prensa, el presidente de la Diputación, Juan Carlos Usero, indicó que las acciones que se realizarán a corto y largo plazo "harán compatible la sostenibilidad del medio ambiente y el desarrollo económico". De esta forma, recordó que durante el último pleno celebrado en la institución provincial, se aprobó el reglamento de la Comisión y que "en poco tiempo" se constituirá la misma con los agentes que lo soliciten. Por su parte, la directora general de Cambio Climático de la Junta de Andalucía, María José Asensio, indicó que los acercamientos entre la Junta y la Diputación almeriense son cada vez "más intensos" por lo que se ha firmado un convenio-marco de colaboración así como un convenio específico con la Oficina del Cambio Climático para impulsar acciones conjuntas. La Administración autonómica ha invertido en los últimos siete años alrededor de tres millones de euros en Almería para desarrollar "medidas concretas". Asensio incidió en que el estudio es de gran importancia ya que se mostrará con "transparencia total", por lo que es de gran interés la participación de los agentes sociales, políticos y económicos que podrán ver las "entrañas" de la provincia así como para el ciudadano que tendrá la oportunidad de proponer soluciones. Los municipios que participan en el estudio, Abla, Gérgal, Purchena, Macael, Vélez-Rubio, Cuevas de Almanzora, Vera, Sorbas, Níjar y Dalias, se han sometido ya a un diagnóstico previo para determinar las condiciones medioambientales, sociales y económicas desde las que se parte para comenzar a evaluar las medidas precisas. En esta tarea, la Agenda 21 contempla otra herramienta como es un portal en Internet mediante el cual los ciudadanos podrán conocer las diferentes auditorías y realizar sus propuestas de mejora. DIAGNÓSTICO PROVINCIAL Según los datos aportados por el diagnóstico, se ha determinado que la provincia de Almería cuenta con unas "características singulares y de biodiversidad con respecto a Europa". De esta forma, tres cuartas partes del territorio provincial son consideradas "lugares poco alterados", especialmente en el interior de la provincia. La población se concentra principalmente en la línea de costa, el 85 por ciento, por lo que los niveles de envejecimiento se incrementan de forma notable en el interior de la provincia, donde la media de edad es de 55 años frente a los 40 en cuanto a la población costera. Los recursos hídricos también fueron analizados, por lo que se observó un sobre explotación de los mismos en la línea costera mientras que se precisó que, en torno a dos años, el Campo de Dalías tendrá un déficit hídrico de 50 metros cúbicos por año. Así, también se señaló que a través de Almería se vierten al mar el 13 por ciento de los vertidos de Andalucía con la detección de 120 puntos. Una de las mayores preocupaciones que presenta el diagnóstico es la situación del suelo, el cual es cada vez "menos útil" ya que el 70 por ciento presenta un "alto riesgo de erosión" y un 30 por ciento de "desertización". Otros aspectos tratados fueron el consumo energético, en el que Almería no llega a ser autosuficiente y consume el ocho por ciento de Andalucía, del cual, el 60 por ciento procede de energías no renovables. El reciclaje de papel en Almería se encuentra por debajo de la media andaluza con una aportación de siete kilos y medio de papel al año por habitante frente a los once del conjunto de la Comunidad. El transporte público es otra de las cuestiones que "debe mejorarse", ya que el estudio revela que el parque de turismos ha aumentado un 70 por ciento en la última década mientras que el de los transportes públicos sólo ha incrementado en un seis por ciento. A la densidad de tráfico se debe además el 20 por ciento de las emisiones de CO2.