Aumenta la tolerancia ante la explotación sexual infantil en Centroamérica

  • Panamá, 15 abr (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) identificó, mediante una encuesta sobre la explotación sexual infantil, un aumento de la tolerancia social de estos delitos en la región centroamericana.

Aumenta la tolerancia ante la explotación sexual infantil en Centroamérica

Aumenta la tolerancia ante la explotación sexual infantil en Centroamérica

Panamá, 15 abr (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) identificó, mediante una encuesta sobre la explotación sexual infantil, un aumento de la tolerancia social de estos delitos en la región centroamericana.

"El comercio sexual con personas menores de edad en Centroamérica, Panamá y República Dominicana" es el nombre del estudio presentado hoy en Panamá a cargo del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT.

La segunda edición del informe (la primera se presentó en 2005) pretende analizar la tolerancia de los delitos de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes en la sociedad.

El aumento de la tolerancia se explica por el porcentaje de centroamericanos que no haría nada tras conocer un caso de explotación infantil (24,8%) y por la población que denunciaría al menor de edad explotado sexualmente como responsable del delito (18%).

En 2005 estos porcentajes eran menores, ya que sólo un 19,4 por ciento de la población de Centroamérica no llevaría a cabo ninguna acción y el 12,3 por ciento denunciaría al menor de edad que ofrece servicios sexuales.

Según el consultor externo del Proyecto Subregional contra la Explotación Sexual Comercial (ESC) de la OIT, José Manuel Salas, "hay un alto conocimiento de lo que es el delito, pero un elevado desconocimiento sobre quién lo comete".

Alrededor del 95 por ciento de las personas encuestadas en la región reconoce la explotación sexual como un delito, cifra que no corresponde con el porcentaje de población que denunciaría al cliente explotador (40,8%), "el verdadero explotador junto con el proxeneta", añadió Salas.

Por países, la opción de denunciar al explotador ha aumentado en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, pero ha disminuido en República Dominicana, Panamá y Costa Rica.

La principal causa de la explotación sexual, según los encuestados, es la pobreza de las familias, seguida por la falta de educación y "vagabundería" del menor de edad, y por los valores de la familia y de la víctima del comercio sexual.

Para Salas, la causa atribuida a la moral, que ha tomado fuerza en la región en los últimos años, es "un desafío a superar por todos los países, ya que se atribuye el problema a los valores de la víctima y no se cuestionan los de los explotadores".

En cuanto a las causas exógenas, que tienen que ver con aspectos sociales, políticos y culturales, casi la mitad de entrevistados considera que la explotación se debe a la falta de leyes, mientras que un tercio la atribuye a la falta de políticas y el otro tercio a los clientes explotadores y a proxenetas.

El informe señala la necesidad de desarrollar más acciones dirigidas a concienciar la población acerca de quiénes cometen el delito de explotación sexual y exhorta a las instituciones encargadas de la protección de los derechos de los menores a "redoblar esfuerzos".

La OIT apuntó también que la crisis económica mundial puede aumentar la pobreza y en consecuencia las víctimas de explotación sexual comercial.

La muestra para el estudio, realizado por CID-Gallup, fue de 8.608 personas mayores de 18 años con un mínimo de 1.200 entrevistas por país y con un margen de error de 2,8 puntos.

"El comercio sexual con personas menores de edad en Centroamérica, Panamá y República Dominicana" se presentó este martes en Costa Rica y se prevé exponer los resultados en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana.