El programa Proniño quiere mejorar este año la situación de 200.000 niños que trabajan en América Latina

ZARAGOZA, 12 (EUROPA PRESS)

El programa Proniño, que impulsa la Fundación Telefónica, se ha marcado como objetivo este año 2009 mejorar la situación de 200.000 niños que trabajan en América Latina, para poner fin al trabajo infantil, permitir la escolarización de estos niños y formarles en el uso de las nuevas tecnologías.

Los escolares zaragozanos pueden conocer, hasta hoy, en la II Caravana Proniño, instalada en la Plaza del Pilar de la capital aragonesa, este programa y la situación que viven millones de niños en América Latina, que se ven obligados a trabajar "en muchos casos en condiciones muy penosas".

Así lo explicaron, durante su visita a la caravana, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, la directora general de Política Educativa del Gobierno de Aragón, Carmen Martínez Urtasun, y el vicepresidente ejecutivo de Fundación Telefónica, Javier Nadal.

El programa Proniño se inició hace más de diez años, con el objetivo de incluir las nuevas tecnologías en la educación, para mejorar la calidad de la formación que se ofrece a los más jóvenes, apuntó Nadal.

Así, "llevamos el programa a América Latina, pero allí nos dimos cuenta de que muchos niños ni siquiera iban a la escuela porque tenían que trabajar", recordó, para agregar que, desde entonces, la Fundación Telefónica centra sus esfuerzos en erradicar el trabajo infantil e impulsar el uso de las nuevas tecnologías en los centros educativos.

En esta labor, que desarrolla en trece países latinoamericanos, han escolarizado ya a más de 107.602 niños y el objetivo este año es "llegar a 200.000". Asimismo, más de 4.000 profesores trabajan en red en el continente americano, y unos 1.800 centros han incluido las nuevas tecnologías en su actividad diaria, y podrían trabajar "en red", lo que también supone "una oportunidad de desarrollo".

La intención de la Fundación Telefónica con la Caravana Proniño es presentar a la sociedad española esta acción, para que los escolares "conozcan la situación en otros países, la comprendan" y sean solidarios. Además, en un futuro se espera que "los colegios de España puedan trabajar en red con los de Latinoamérica", señaló Nadal.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, expresó el apoyo del Consistorio a esta iniciativa "muy positiva", porque se trata "de sensibilizar a los escolares zaragozanos" de una situación que afecta a "más de 21 millones de niños que trabajan en condiciones en muchos casos muy penosas en América Latina, para que comprendan hasta qué punto es imprescindible la solidaridad y educarse en valores".

Asimismo, con este programa se da "una enseñanza de calidad" a los niños en América Latina y permite "superar el analfabetismo ordinario y a la vez el digital", por lo que es una obra "que vale la pena y recomiendo a los niños y colegios que vengan a visitarla", afirmó Belloch.

CARAVANA PRONIÑO

Desde el pasado 16 de febrero, día en que se puso en marcha la II Caravana Proniño, esta iniciativa ha recorrido 4.354 kilómetros, ha visitado 20 ciudades --entre ellas Huesca--, y más de 14.000 niños han disfrutado con las actividades organizadas en la caravana y han conocido de cerca la situación que viven otros niños en países latinoamericanos. La caravana recorrerá un total de 32 ciudades españolas de 16 comunidades hasta el próximo 24 de junio.

En su interior, los niños encuentran un espacio multidisciplinar donde se realizan actividades orientadas a niños de educación Infantil, Primaria, Secundaria, y también para padres y docentes. Así, los más pequeños pueden dibujar y crear cuentos e historias para escribir en el blog del viajero, así como disfrutan con una gymkana con actividades experimentales.

Para estudiantes de Secundaria se ha ideado un taller de graffiti y un juego tecnológico que prueba sus conocimientos mediante el uso de internet como una herramienta de búsqueda de contenidos. Por su parte, padres y docentes pueden participar jugando con un trivial interactivo y debatiendo sobre la realidad del trabajo infantil.

El pasado año 2008, en su primera edición, la Caravana Proniño recorrió más de 15.000 kilómetros y visitó 33 ciudades de diez comunidades autónomas.