Los sindicatos de Colombia presentarán una queja ante la OIT

  • Bogotá, 17 feb (EFE).- Las centrales sindicales de Colombia demandaron hoy ante el Consejo de Estado en Bogotá el salario mínimo sin concertar decretado para este año por el Gobierno y anunciaron que también presentarán una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y una denuncia ante el Congreso estadounidense.

Los sindicatos de Colombia presentarán una queja ante la OIT

Los sindicatos de Colombia presentarán una queja ante la OIT

Bogotá, 17 feb (EFE).- Las centrales sindicales de Colombia demandaron hoy ante el Consejo de Estado en Bogotá el salario mínimo sin concertar decretado para este año por el Gobierno y anunciaron que también presentarán una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y una denuncia ante el Congreso estadounidense.

La querella y las acciones en el exterior fueron decididas de manera consensuada por las cuatro organizaciones obreras y de pensionados del país, que reclaman del Ejecutivo el cumplimiento de las normas nacionales y convenios internacionales que lo obligan a fijar una remuneración básica real y por la vía de la concertación.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Tarsicio Mora, afirmó en un encuentro con la prensa que el Gobierno incurrió en "desvío de poder" al decretar el salario mínimo legal para este año.

El Ejecutivo del presidente Álvaro Uribe fijo en 496.900 pesos (198 dólares) la remuneración para los cerca de cuatro millones de trabajadores que devengan el salario mínimo legal, mediante un decreto expedido a finales de diciembre pasado.

Mora dijo que las centrales obreras y de pensionados han coincidido en que el Gobierno incurrió en fallos de forma y de fondo al fijar este sueldo mínimo, que tuvo como base la inflación de 2008, que fue del 7,67 por ciento.

Además, señalan que el Gobierno desconoció factores técnicos fundamentales para que esta remuneración básica se ajustara a la realidad, por cuanto la fijada es igual en términos reales a la de 1986.

El sindicalista también señaló que el Ejecutivo no agotó la vía de la concertación con trabajadores y empresarios prevista en las normas.

"El Gobierno estaba en la obligación de convocar nuevamente a las partes para propiciar un acuerdo", dijo, por su parte, el presidente de la Central General de Trabajadores (CGT) y portavoz sindical colombiano ante la OIT, Julio Roberto Gómez.

El responsable de la CGT observó que, por ello y por las cuestiones de fondo, el movimiento de trabajadores y pensiones entregó hoy al Consejo de Estado una demanda en la que se pide la declaración de nulidad del decreto sobre salarios.

Una eventual derogatoria de la norma obligará al Gobierno a convocar de nuevo empresarios y trabajadores a la mesa de concertación tripartita.

La CUT, la CGT y las confederaciones Colombiana de Trabajadores (CTC) y de Pensionados de Colombia (CPC) también presentarán ante la OIT una queja por violación del Estado a los convenios internacionales del organismo.

"Con la queja ante la OIT se pretende que el Gobierno sea citado para que haga efectivo el convenio que obliga a la concertación", dijo en la misma reunión el abogado Jorge Humberto Valero, asesor jurídico de la CUT.

Sin embargo, la jurista Lina Malagón, de la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) y asesora de las cuatro organizaciones, anticipó que la gestión ante ese organismo "es más que una queja; es todo un caso ante el sistema de la OIT".

Las acciones serán completadas con una denuncia contra el Gobierno ante la mayoría demócrata en el Congreso de Estados Unidos, por violación a los derechos humanos de los trabajadores y el incumplimiento a los convenios de la OIT.

Asimismo, por la adhesión que, dicen los sindicalistas de Colombia, está en el trasfondo del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado por ambos países y pendiente de aprobación en el Legislativo de Washington.

El presidente de la CUT dijo que es su obligación y la de los colegas presionar para que este TLC no sea aprobado, no importe que le disguste a Uribe y lo lleve de nuevo a responder de manera agresiva, precisó.