El uso de bombillas eficientes podría reducir el consumo en los edificios en un 60% antes de 2050, según un estudio

Etiquetas

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El uso de bombillas de bajo consumo podría reducir el consumo de energía en los edificios en un 60 por ciento antes de 2050, y las emisiones de CO2 en más de 630 millones de toneladas, según el informe 'Energy Efficiency in Buildings' realizado, entre otros, por la compañía Philips.

Según el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (World Business Council for Sustainable Development, WBCSD por sus siglas en inglés), otro de los principales patrocinadores del informe, los edificios consumen más energía que cualquier otro sector y, por ello, contribuyen en mayor medida al cambio climático.

Además, el informe recomienda que si todo el alumbrado mundial se cambiara por "soluciones eficientes", se ahorrarían hasta 120.000 millones de euros en electricidad y se reducirían las emisiones de CO2 en 630 millones de toneladas, el equivalente a la producción de 600 plantas energéticas o a 1.800 millones de barriles de petróleo al año.

El alumbrado supone aproximadamente el 19 por ciento de la electricidad consumida en el mundo. A pesar de ello, tres cuartas partes de los sistemas de iluminación actuales están basados en tecnologías obsoletas o anticuadas.

El informe concluye que actuar ahora significaría reducir el consumo de energía y progresar "de una forma real" hacia el control del cambio climático, ya que, de no hacer nada, miles de edificios nuevos se construirán sin tener en cuenta la eficiencia energética, y millones de los actuales edificios que utilizan más energía de la necesaria seguirán en pie en 2050.

Por su parte, el director de Marketing de Alumbrado Profesional en Philips Ibérica, Antonio Espada, explica que instalar sistemas de iluminación de bajo consumo puede suponer, además de un beneficio medioambiental, "un gran ahorro a largo plazo para los propietarios de los edificios".